Cobertura-Elecciones-2021

El estiaje y la ola de calor



En estas fechas es cuando más se sienten los efectos del cambio climático, con el aumento de las altas temperaturas que cada año se resienten más, ahora en la región de Boca del Río, como en muchas otras partes del estado, las sensaciones térmicas son casi de los 40 grados centígrados.

Con el bajo nivel del río Jamapa, que surte de agua a una vasta región de la zona conurbada de Veracruz, Boca del Río y Medellín, el agua ha ido escaseando en los hogares, y por eso el ayuntamiento boqueño que preside Juan Manuel Unánue Abascal, en un gran esfuerzo de trabajo en equipo, han apoyado a toda la población con los envíos de las pipas con el vital líquido de forma puntual y normal, para atenuar la problemática.

Favorablemente, este fin de semana se ha restablecido el abasto del agua potable, que de forma gradual se irá normalizando.

Lo que sé es importante y muy cierto, que se espera la anhelada lluvia a fin de que el caudal del río Jamapa recupere pronto su caudal.

Con las altas temperaturas y las suradas, la gente en la región ha resentido un calor agobiante, y poco se puede andar en la calle, y por lo mismo muchos deciden irse a refrescar a la playa, "ya que". Y como dice el clásico "Dios Manda Lluvia, derrama de su espíritu". Ojalá sea pronto.

Las actividades esenciales de la vida diaria, sin agua son un verdadero caos en el hogar, y en algunos negocios de forma especial todo se complica, pero al parecer ya se normaliza el abasto de agua en lo será este fin de semana.

Y luego de este mes de puentes con el primero de mayo el día del trabajo, luego el día de la madre el día y el día del maestro, ya falta menos para el día del padre, y ahora sí todos a estrenar los clásicos bóxers, camisetas, zapatos, alguna que otra prenda de vestir, y en general los papás que brillan sólo los días de quincena, en el día del padre, todos se dejan querer, consentir y hasta "chiquear". Ándale.

Y con las nuevas disposiciones establecidas se abrieron las puertas de nuevo en el Acuario de Veracruz, que ahora será Acuarium, mismo que está considerado de los mejores en el orbe, y lamentablemente el paso de extinguir el fideicomiso y la desaparición por ende de la asociación civil que lo operó por 30 años, lo deja en manos del gobierno estatal bajo la rectoría de la Procuraduría del Medio Ambiente.

El proceso de entrega-recepción es parte de la administración pública, pero hay que decirlo por el hecho de no entregar reportes a la PMA, la autoridad estatal dio el paso de cambiar su modelo de administración, a pesar de las quejas infundadas de quienes siempre pensaron que el acuario que se construyó en tiempos del gobernador Dante Delgado, era propiedad de particulares, y nunca fue así. Tómala.

Ahora, se siente y huele en la región al regreso del futbol de la primera división con unos Tiburones Rojos, renovados, por lo que se espera pronto el inicio de la remodelación del estado Luis Pirata Fuente, y con una disposición absoluta del gobierno estatal para darle a la afición un equipo profesional de lujo.

Por eso, se comentó en la semana de que el empresario Carlos Bremer, se apunta para apoyar al regreso de la tiburomanía a Boca del Río, con lo que se generan múltiples beneficios para los diversos prestadores de servicios turísticos.

Y también en esta semana, que el doctor Roberto Ramos Alor, dejó la titularidad de la secretaría de salud y en el cargo quedó de forma provisional, el doctor Gerardo Díaz Morales.

La labor del doctor Ramos Alor, se considera de buenos resultados, con el tema de la vacunación puntual por la pandemia y en el abasto de medicamentos, a los hospitales se fue dando también de forma gradual, pero resulta que ahora que ya se fue del cargo le andan queriendo cargar muertos que no fueron en su tiempo, en la metáfora de que los problemas de esa dependencia se van acumulando con el paso del tiempo.

En general, el doctor Roberto Ramos Alor, cumplió a cabalidad, ahora lo quieren dejar bailando con la más fea, ya poco se puede defender, pero le pretenden cargar hasta el IVA, eso no se vale.

Y este sábado estuvo de manteles largos, el doctor y maestro de la UV, Carlos Quiroz Sánchez, quien quitó una hoja más a su calendario de vida, y con muchos éxitos personales y profesionales, presentes en toda una larga trayectoria de docente y en el servicio público en donde se ha caracterizado como una persona incorruptible, ordenada y de reconocida ética.

Por lo pronto, feliz de la vida y como siempre dispuesto a servir y a entregarse en su función de docente de éxito. Así las cosas.

 

/ct


Más columnas

Raúl López Gómez

El estiaje y la ola de calor

Columna: Raúl López Gómez



Mario Zepeda

Enrique Haro Belchez

Diversidad biológica, un futuro compartido

Columna: Enrique Haro Belchez