Diario del Istmo

Suscribete a nuestros boletines

Fracking 'secó' al ejido La Caudalosa de San Juan Evangelista

Desde hace cuatro años, el arroyo Jalapilla fue secado por los trabajos de extracción realizados por la empresa Comesa, afectando a más de 2 mil habitantes.

San Juan Evangelista | 2020-06-27 | Amayrani Abad
Diario del IstmoDiario del Istmo


Más de 2 mil habitantes del ejido la Caudalosa ubicado a 12 kilómetros de la cabecera Municipal de San Juan Evangelista, padecen la sequía del arroyo Jalapilla.


Desde hace aproximadamente cuatro años este importante manto acuífero quedó completamente seco a consecuencia las pruebas que se realizaron para la extracción de gas y petróleo, trabajos realizados por Comesa, una empresa subcontratada por Pemex.


Esta fuente de agua servía para el riego de cultivo y para el ganado de la zona, siendo los ganaderos de los más afectados por el incremento de mortalidad de sus animales.


A decir de los pobladores, en el año 2012 Petróleos Mexicanos ordenó la perforación de hectáreas cercanas al río provocando grietas que dispersaron el agua hasta quedar completamente seco con el paso del tiempo.


"A este lugar la gente venía y encontraba pescados, aquí se bañaban, pero a consecuencia de los trabajos de la empresa también se presentaban incendios y grietas que desviaron el agua a las zonas bajas, antes de estos trabajos había mucha biodiversidad y en la naturaleza no había afectaciones", expresó Emilio Morrugares Cruz, productor agrícola.


Es preciso mencionar que la laguna principal que existía desde los antepasados y que era el torrente que abastecía a la población, también quedó completamente seca, esto a consecuencia del mismo proyecto de Pemex.


Doce kilómetros de arroyo, secos

 

En un recorrido realizado por el Diario del Istmo se constató que son alrededor de 12 kilómetros de sequía que atraviesa las hectáreas donde el ganado y el cultivo se concentran.


Los afectados indicaron que ante la falta de agua, han buscado la manera de llevar el líquido a las parcelas, no obstante, esto resulta costoso y complicado.


"Muchos de mis compañeros hemos colocado depósitos para que por medio de la gravedad el poquito de agua llegue a las mangueras y se lleve a donde se tenga que llevar, pero son métodos caseros que realmente no funcionan mucho", dijo.

 

Además, los agricultores y ganadores han improvisado piletas para contener el agua de lluvia pero no es suficiente para abastecer a las reses y regar las siembras.


Urge construir pozos

 

Para mitigar la falta del líquido, los productores agrícolas propusieron a las autoridades de los tres órdenes de gobierno instalar el servicio de energía apropiado para bombas de agua destinadas al riego de cultivos, sin embargo, esta propuesta no ha sido considerada.


Comentaron que ellos no cuentan con la posibilidad de hacerlo ya que construir uno tiene un costo aproximado de 100 mil pesos, recursos que la localidad no posee.


Desesperados y preocupados los afectados hicieron un llamado al presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador para solicitar programas que impulsen la agricultura y ganadería de la zona.


"Queremos pedirle al presidente que nos ayude con programas sabemos que ya no vamos a poder hacer que emane agua, pero podemos implementar otras alternativas", añadió el ejidatario Antonio Cipriano.


Los ciudadanos indicaron que está es su principal fuente de ingresos para llevar el sustento al hogar debido a que la crisis económica por el Covid-19 ha limitado otras áreas de empleo.


Cabe hacer mención que el último estudio de sistema de apoyo para la planeación realizado en el  2010,  colocaba a San Juan Evangelista como un municipio con alto grado de marginación y carencia de acceso a los servicios básicos.

Descarga Versión Digital
  • Lo último
  • Lo más leído
Diario del Istmo

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2020

Diario del Istmo

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2020