Cobertura-Elecciones-2021

Empresa mexicana desarrolla lámpara que elimina SARS CoV-2 de espacios cerrados

El covid está en el aire, por ello, la empresa mexicana Construlita creó un sistema de iluminación desinfectante, que logra desactivar en un 99.99 por ciento el virus SARS CoV-2 de espacios cerrados de manera segura, avalado por el Centro de Tecnología en Iluminación de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG). El luminario Softlight UV-C es un sistema dual, contiene una cámara interna que succiona el aire que circula en la habitación y lo desinfecta con radiación ultravioleta de onda corta (UV-C) sin necesidad de desalojar los espacios mientras está en funcionamiento, por lo que sus creadores consideran que ante un eventual regreso a clases y la reapertura de la actividad comercial representa una medida para reforzar la prevención de contagios de covid-19, al tiempo que brinda una iluminación eficiente de los espacios con lámparas led.

"Es un luminario que se instala como cualquier otro, toma aire del cuarto, lo lleva a una cámara de luz ultravioleta y ahí lo desinfecta, al salir del luminario, este aire tiene una carga viral bastante abatida por la radiación que recibieron los patógenos.  ''Puede funcionar mientras las personas están en el espacio y eso es lo que es realmente disruptivo en este producto, que no tienen las personas que abandonar el espacio para que sea desinfectado el aire", explicó Rafael Álvarez Muñoz, gerente de Ingeniería, Investigación y Desarrollo en Grupo Construlita. Álvarez Muñoz aseguró que incluso los Laboratorios Nacionales de Enfermedades Infecciones Emergentes (NEIDL) de la Universidad de Boston certificaron que el equipo desactiva en un 99.9999% el virus SARS-Cov-2; además de una lista de 18 organismos que son abatidos en 90 por ciento, y 75 que son desactivados en 40 por ciento, entre bacterias, virus y esporas que causan neumonía y enfermedades gastrointestinales. "Se calcula que una persona puede exhalar hasta 9 millones de partículas de un virus, si decimos que abatimos el 99.9999 por ciento de esos 9 millones de partículas, a lo mejor sobreviven 90 partículas por hora, entonces se desactiva todo, pero la probabilidad por más remota que sea, existe", indicó. Por su parte, Julio César Molina, jefe del Laboratorio de Pruebas del Centro de Tecnología en Iluminación (CTI) de la Universidad Autónoma de Guadalajara explicó que mediante diversos experimentos de seguridad, confirmaron que el equipo desactiva el virus y que la luz ultravioleta no daña a los usuarios. El ingeniero recordó que con el surgimiento del virus SARS CoV-2, a nivel mundial comenzaron a desarrollarse equipos para desinfección con luz ultravioleta, "porque está demostrado científicamente que destruye el código genético de virus, bacterias y organismos, pero realmente la luz ultravioleta es sumamente dañina", por lo que la mayoría de los equipos desarrollados deben operar en habitaciones vacías.

Empresa mexicana desarrolla lámpara que elimina SARS CoV-2 de espacios cerrados

imagen-cuerpo


PUBLICIDAD

Explicó que existen tres tipos de luz ultravioleta (UV); la UVA es la que recibimos de la luz del sol, que puede llegar a provocar cáncer de piel debido a una mayor exposición; la UVB que tiene una intensidad de daño más elevada que la anterior y la UVC, que al ser la que tiene mayor energía es la que destruye los microorganismos, pero es muy dañina para los seres humanos. "La ventaja de este producto es que la lámpara está contenida dentro de una cámara de desinfección que no está a la vista, lo que permite que este producto lo podamos colocar en cualquier área. ''Es un luminario de uso común que podemos instalar en oficinas o escuelas y brinda luz blanca, luz de led. Hicimos mediciones y pruebas en las que mostramos y medimos esa radiación y llegamos a la conclusión de que no es dañina para los seres humanos", aseguró. Rafael Álvarez Muñoz destacó que la cámara que contiene las lámparas de luz UV fue diseñada para contener la radiación, ya que es de acero, cubierta con aluminio especular para hacer un efecto reverberante de la luz para tener una mayor dosis de ultravioleta. El luminario Softlight UV-C, tiene un precio de lista máximo de 370 dólares; su consumo de energía es de 85 watts. El las lámparas UV del sistema de desinfección tienen una vida útil de 9 mil horas, pero estás diseñadas para ser intercambiadas por los mismos usuarios; en tanto que las lámparas de led brindan 50 mil horas de iluminación. "No podemos decir que esto resuelve el uso del cubrebocas, sin embargo, vuelve los ambientes menos densos en la parte de cargas virales y bacterianas. ''Por ejemplo en un restaurante en donde no puede traerse el cubrebocas por la naturalidad del espacio, la probabilidad de contagio se abate por mucho y es la ventaja de este producto, lo que estamos haciendo es sumar a otras medidas para evitar contagios", sostuvo Rafael Álvarez.


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD
Descarga Versión Digital



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD