Cobertura-Elecciones-2021

"Yeyo" ícono popular en las canchas deportivas de Veracruz

En el ámbito deportivo, no sólo se disfruta lo que ocurre dentro de la cancha, sino también alrededor de ella. Entre pasillos y asientos, existen personajes que se convierten íconos populares y que, al conocerlos, no se vuelve a concebir el espectáculo deportivo de la misma forma.

Sin duda alguna, el más representativo es Juan Carlos Rodríguez Loyo, pedagogo de profesión pero conocido por sus múltiples personajes y su entusiasmo al tener puesta la piel de estos. Quizá lo puedan recordar como "Yeyo el Halcón" y como el "Tibu Jarocho", entre muchos otros que dieron inicio a su carrera y los próximos que estarán por conocer en estas fechas.

Yeyo ícono popular en las canchas deportivas de Veracruz
Yeyo ícono popular en las canchas deportivas de Veracruz
Yeyo ícono popular en las canchas deportivas de Veracruz
Yeyo ícono popular en las canchas deportivas de Veracruz
Yeyo ícono popular en las canchas deportivas de Veracruz
Yeyo ícono popular en las canchas deportivas de Veracruz

Su carrera como mascota deportiva inició en su natal Córdoba en el 2007, de la mano de "Bobby Coyote", personaje oficial de los Cafeteros de Córdoba. Juan Carlos trabajaba en una agencia publicitaria, pero mostró su interés por su actual trabajo debido a la definición que tiene de él mismo: hiperactivo, siempre buscando algo que hacer.


PUBLICIDAD

Años después, un 30 de mayo, se enteró que habría casting para encontrar a la mascota de los Halcones Rojos de Veracruz, al cual se apuntó, presentó y se quedó, vistiendo (la primera temporada) un disfraz de panda llamado "Fafo el Oso". Pero fue hasta la segunda temporada, luego de ser seleccionado, cuando vistió de "Yeyo el Halcón".

Nombre cuyo significado nos traslada a Puerto Rico, donde el término "yeyo" se emplea para decir, en nuestra jerga, amigo/carnal/cuate, adecuado también para quien estaba debajo del personaje. Pero su camino estaba por continuar, ahora en el ambiente futbolero.

En el 2011, es invitado por los Tiburones Rojos de Veracruz para ser la mascota oficial de la escuadra, propuesta que aceptó sin chistar. En menos de una semana consiguió el disfraz e inició su trayecto como el simpático y atrevido escualo "Tibu Jarocho".


PUBLICIDAD

"Yo soy muy hiperactivo, en la universidad era ´el ajonjolí de todos los moles´. Se hicieron competencias entre facultades, y quise apoyar pero con un disfraz. A la mano tenía un disfraz de ´El Zorro´ y con ese me fui desde que íbamos viajando en el autobús, con sombrero, antifaz y toda la cosa.

"La neta, yo siempre tengo que estar haciendo algo. En pandemia, imagínate, parecía ´león enjaulado´, porque no salía más que hacer mis compras. Pero siempre estoy buscando la manera de estar ´movido´, porque si no me choco, me aburro, y además porque así soy naturalmente", dijo Juan Carlos.

Sin embargo, no se había dado cuenta que la Pedagogía seguiría acompañándolo en su nuevo trabajo como mascota deportiva. Por ejemplo, la interacción con la gente, observando el comportamiento de las masas e identificando con quienes sí y quienes no echar relajo.

Además, "Yeyo" no sólo se quedó con la "etiqueta" de mascota, sino como un referente público que realiza buenas acciones. Iniciativas como "Adopta un abuelito", apoyando a personas mayores en asilos, "El Trineo de Yeyoclos", entregando juguetes a los niños en situación de calle o realizando "La Feria de Yeyo", siendo, literalmente, una feria donde reúne a la población.


PUBLICIDAD

Sus buenas acciones son reconocidas por los ciudadanos, convocando por medio de sus redes sociales a integrarse en cada uno de los proyectos que publica. Estilo de vida que desea transmitir a los jarochos, a quienes envía un mensaje al respecto. Ejemplo de su gran trabajo como mascota deportiva, lo volverán a ver con los Rojos del Águila de Veracruz, vistiendo a "Pachi", el personaje oficial.

"Yo sólo les quiero decir que hagan lo que más les apasiona. Es mentira que no sabemos, cada uno sabe qué le gusta y a eso deben enfocarse. Deben vivir y ser felices, y qué mejor que haciéndolo con su pasatiempo favorito convirtiéndolo en su trabajo. Y verán que cuando haces lo que más te gusta y encima te pagan por divertirte, ni sientes que estás trabajando", sostuvo.


PUBLICIDAD
Descarga Versión Digital

Así es Juan Carlos, inquieto y enérgico pero siempre divertido. Contagiando a la gente de su buen humor y transmitiendo su ingenio a través de los personajes que viste. Ese es Juan Carlos, un maestro del disfraz, pero que nunca perderá su identidad.



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD