Cobertura-Elecciones-2021

"Redes, el presente político"




 Qué tal estimados lectores, a partir de hoy domingo tendré un espacio en las páginas del Diario del Istmo, medio en el que he sido seguidor y lector por más de 38 años.

Antes de entrar de lleno a los temas que quisiera comentar, agradezco la oportunidad que me da el maestro José Pablo Robles Martínez, fundador y director general del Corporativo Imagen del Golfo, uno de los medios más consolidados del Sur y de todo el Estado de Veracruz.

Al mismo tiempo, quiero expresar mi gratitud al Capitán Héctor Robles Barajas por la invitación a participar y contribuir con mis análisis y opiniones sobre los diversos temas que se presentan en esta región.

Ahora sí, sin más, vámonos con los temas más controversiales de la semana

PRIMERA PARTE: UNA "TELENOVELA" LLAMADA NANCHITAL

En Nanchital, la política de Esmeralda Mora es una telenovela, junto a su elenco estelar de la administración 2022-2025.

Los actores de esta nueva trama, son:  Toño García, mejor conocido como "Mil Mentiras"; Carlos Santiago Altamirano, otro morenista rechazado, como los protagonistas.

El villano, es Irving Alarcón, quien sin duda ha sido la "piedrita" en el zapato de la presidenta Municipal.

La pregunta que todo mundo se ha hecho en esta ciudad petrolera es: ¿Dónde quedó Morena en Nanchital en el Distrito XX de Cosoleacaque?

Hace unos días se estrenó el primer capítulo de esta trama política, donde el pueblo nanchiteco se divirtió, se río y adivinó el triste final de la administración municipal que es el FRACASO en sus primeros ocho meses.

El secretario del Ayuntamiento, Toño "mentiras" García, quien maneja, opera y estimula a doña Esmeralda, le quiso jugar al operador político, olvidando que sus "amiguitos" que están en el Ayuntamiento son de Coatzacoalcos y no votan en este distrito.


Esmeralda Mora Zamudio trató de imponer como delegado Distrital a su yerno, Carlos Santiago Altamirano, una persona que es nada en la política de Morena en Nanchital, sólo es un oportunista que quiso sacar ventaja por la relación familiar que tiene con la alcaldesa.

Por otro lado, el villano de la telenovela, Mauro Irving Gómez Alarcón, un joven profesionista, de pensamientos firmes de la izquierda y seguidor de AMLO, luchó contra el aparato de gobierno nanchiteco que planearon con un mes de anticipación la elección interna de morena.

Los números no mienten, fueron claros en esta operación política, donde el yerno consentido solo obtuvo 860 votos, quedando bastante alejado de Tomás Galloso Morales, del municipio de Soconusco que logró entrar de "panzazo" con 967 votos.

Ahora sólo dos preguntas, no salía más fácil negociar, sumar o conciliar con Irving Alarcón que obtuvo más de 140 votos, y con esos sufragios llevarían al yerno a cumplir su sueño de ser Delegado Distrital de Morena en el Congreso Nacional.

La segunda pregunta sería: por qué Esmeralda Mora rechazó la instalación de la consulta de Morena en Nanchital, o quién la bloqueó, o pensaba tener más "gente acarreada" para "amañar" las elecciones en Cosoleacaque.

Muchos morenistas consideran que asesoraron mal a la alcaldesa de Nanchital, por la forma de operar este proceso electoral del partido guinda.  

Ahora hagamos memoria, recordemos que Esmeralda Mora obtuvo 3 mil 477 votos con Morena, Verde y PT, para lograr ganar las elecciones del pasado 6 de julio del 2021, es decir, 60 votos más que Víctor "El Pollo" Morales, del partido Fuerza por México.

Con estos números, nos queda más claro que, en menos de ocho meses, la presidenta de Nanchital perdió 2 mil 617 voluntades, que equivale al 400%, por lo que, si continúa en el mismo rumbo, se seguirá debilitando su proyecto e imagen, que de por sí está por los suelos.

Con estos resultados y la poca operación política, sin duda alguna, no podrá ayudar a la "madrina" para que sea gobernadora en el 2024.

En resumen, el padrón electoral de Nanchital es de 19 mil 100 electores, es decir obtuvo solamente el 4.5% del total de la lista nominal.

Por cierto, esta es una de las peores y humillantes derrotas de morena en el Sur.

Los verdaderos morenistas nanchitecos dejaron a Esmeralda, para que juegue sola, con su equipo de Coatzacoalcos, gente a la que le dio los puestos de mayor confianza.

En donde quedó Lulú Palma, Mario Rivera, Carlos Alceda, Óscar Zárate, Armando Bremont, René Valdez, que son gente de izquierda y conocen a la militancia.

Queda claro, que no quieren ir ni a la esquina con la presidenta Municipal, porque hace como la canción de la colombiana "Shakira", se pone "ciega, sorda y muda".

Morena es un partido grande, de movimiento social, de bases; sin necesidad de "acarreados", por la simple imagen del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La alcaldesa debería de reflexionar, meditar y hacer enroques y dar la oportunidad a la gente de Nanchital, que sigue creyendo en el presidente de la República.


Más columnas


Ernesto Reyes

Gabinetes juaristas

Columna: ERNESTO REYES