Crónicas del poder: Elecciones violentas y todavía faltan casi dos meses



Crónicas del poder: Elecciones violentas y todavía faltan casi dos meses

  • ¿Buscan que el electorado no vaya a las urnas?
  • Veracruz entre los estados más violentos
  • AL OÍDO: Agua Dulce, tercer año con saldo blanco en playas

A dos meses de que concluya el actual proceso electoral, todo parece indicar que será el más violento de la historia de México.

Como si de una triste saga se tratara, la violencia política vuelve a teñir de rojo el mapa del país.

Hoy para ser candidato no solo hay que invertir tiempo, dinero, sino que en ciertos casos hasta poner en riesgo la vida. 

Guerrero, Veracruz y Michoacán emergen como los protagonistas indeseados en esta escalofriante historia, encabezando la lista de estados donde los hechos violentos han arrebatado vidas en el contexto electoral.

Los datos son estremecedores: según el último informe del organismo Laboratorio Electoral, hasta el 29 de marzo se contabilizaban ya 26 asesinatos de aspirantes o candidaturas, superando así las cifras de años anteriores. Abril arrancaba con uno más.

 En un país donde la democracia debería florecer en paz, este macabro recuento de muertes parece un grito desesperado que clama por atención y justicia.

No son solo números fríos y distantes. Detrás de cada cifra, hay historias truncadas, sueños frustrados y familias destrozadas.

En total, 50 personas han perdido la vida en este proceso electoral, una cifra que debería sacudir las conciencias de todos los que abogan por un México más justo y seguro.

De acuerdo a Laboratorio Electoral, MORENA concentra el mayor número de víctimas fatales con 15; sigue el PAN y PRI con siete cada uno; Movimiento Ciudadano, cinco; PRD, cuatro; PVEM, tres, y PT y PES, uno.

VERACRUZ, HACE SU APORTE DE SANGRE

Veracruz, una vez más, hace su aporte de sangre en el escenario de la violencia política.

Dos aspirantes y seis personas relacionadas con el proceso electoral han sido víctimas de la barbarie, un recordatorio amargo de la fragilidad de la democracia y la urgente necesidad de protegerla.

Ante este panorama desolador, es imperativo que las autoridades actúen con determinación y prontitud para detener esta espiral de violencia.

 La impunidad no puede ser la norma, y cada crimen debe ser investigado y castigado con todo el peso de la ley.

Mientras el país se sumerge en la vorágine de la contienda electoral, no se puede permitir que la violencia silencie las voces de aquellos que buscan una legítima aspiración política sin importar el partido.

COMO TAMALERAS

A esto habrá que sumar el bajo discurso con el que arrancaron las campañas a la gubernatura. Donde las propuestas de los aspirantes están siendo sometidas por el mensaje que agrede la vida personal del enemigo, unos con razón, otros solo buscan el contrapeso a la acusación que cargan.

“Que se tiznen también, veremos a quién le cree el electorado”, pareciera ser la apuesta de los estrategas políticos por todos lados.

Son días de convulsión que avizoran desencanto del electorado camino a las urnas. Buscando quizá, que como siempre, el abstencionismo ayude al que está en el poder, son historias del pasado que parecen más presentes que nunca.

AL OÍDO

Salvo las nocturnas y dantescas escenas maleconeras en Coatzacoalcos que dieron la vuelta al país, en las playas de la ciudad se tuvo saldo blanco.

Un punto a favor también tuvieron los equipos de Protección Civil en las costas de Agua Dulce, fue ejemplar la forma que en actuaron en el apoyo a bañistas.

Todo esto a pesar de que el domingo pasado existió bandera roja, era imposible contener la necedad de algunas personas por ingresar al mar.

Con más de 70 mil visitantes en la semana mayor, Agua Dulce, tuvo por tercer año consecutivo saldo blanco.

Todo esto a pesar de que las fuerzas de rescate destacadas en la playa atendieron 20 percances “relacionados con incidentes de ahogamiento”.

Cada vez se ve más orden e inversión en la zona de playa hidrómila, y mucho tiene que ver la coordinación con la que se trabaja en gobierno municipal.

joluperezcruz@hotmail.com



Más columnas


David Colmenares Páramo

MIGRACIÓN Y POBREZA = CAMBIO CLIMÁTICO

Columna: MIGRACIÓN Y POBREZA = CAMBIO CLIMÁTICO


Raúl López Gómez

Francisco Blanco Calderón
×