Antonio Sola y el planeta en la era actual



Nadie quiere ver, lo que está pasando en el mundo con la pandemia del Covid-19, los efectos catastróficos deben ser similares o mayores a los de una conflagración nuclear, en la analogía con La Guerra de Los Mundos de Orson Welles, que en la ficción logró invadir de miedo a mucha gente, cuando se escenificó en un programa de radio su novela.

La devastadora situación, pareciera que afecta más a los ricos que a los pobres. Y son los citadinos los que han estado más expuestos a los contagios y a las mayores estadísticas de forma exponencial.

En las zonas rurales más apartadas de todo el orbe, se han expuesto menos, y quisiera decirse que la naturaleza es más prodiga con la gente más humilde y sencilla.

Aunque en lo cierto, desde el inicio de la pandemia, el único personaje que salió al mundo vía las redes sociales a pedir respeto y ayuda por los pobres del planeta, fue el consultor español, Antonio Sola, más ciudadano del mundo y universal que nadie, al elevar la voz ante los líderes de algunas naciones ausentes en la atención de la pandemia y que postergaron la actuación oficial de sus gobiernos.

Antonio Sola, consultor exitoso del marketing y la comunicación política, el de mayor prestigio y reconocimiento en todo el orbe, sigue número uno en el análisis puntual de la agenda mundial en temas electorales, pero sin dejar de lado los asuntos torales de la salud, la educación, la cultura, y últimamente habló concienzudamente de la tolerancia en el día mundial del tema, en donde el jurista y politólogo Norberto Bobbio, dio profundidad en toda una época y también su paisano filósofo, Antonio Gramsci, solidificó desde su prisión el lema de sociedad civil, más vigente que nunca y que acuño para siempre.

Hay que reconocer, que entre los líderes de opinión en el mundo, Antonio Sola ha demostrado conocimiento, verticalidad, ética y una amplia calidad moral, sobre los diversos temas en los que millones de seres humanos, de habla hispana le siguen desde que se erigió en sus conferencias de consulta obligada, en el representante y mayor referente de los pobres, de los desposeídos, pero también de las mujeres, de los ancianos y de los niños en todo el orbe, exigiendo para todos ellos, la atención oportuna de los políticos en esta pandemia, que tiene al mundo en "shock".

Y mientras, los políticos juegan al golf, o se regodean de los temas triviales, incluso más preocupados por los temas electorales, que por la salud de la población, dicho en forma generalizada en muchos países del planeta, muchos se preocupan más por lo material y suntuoso que por lo espiritual y sobre todo la salud.

Ahora, entre unos y otros, con el asunto de las debilidades y las fortalezas, a la humanidad a pesar de los fallecimientos que han enlutado a miles de familias, y que en otros casos se han presentados los contagios y se ha superado a la enfermedad, en una luz al final del túnel, hay una esperanza para los de buena fe y que han optado por estar en la unidad familiar del hogar a pesar de la contingencia.

Dice, Antonio Sola, desde su óptica de ser un ciudadano del mundo, que ahora la población se ha visto resiliente, con el antes y el después del Covid-19, y se apuesta desde su visión a la humanística, que significa a partir de ahora, poner a los seres humanos por encima, en el mayor interés de todo lo que signifique la opción de disfrutar una nueva vida a partir de la fortaleza misma de una experiencia difícil, pero que ha sido superable.

Los esfuerzos de Antonio Sola, no se han dejado pasar de exigirle a todos los políticos con nombre y apellido, de que se pongan a trabajar en favor de la gente, y en forma general les dice a los políticos que a partir de ahora tengan cuidado, el mundo no es igual, y encontraran en los ciudadanos a seres que razonan, reflexionan y entienden más ahora, aquello de quienes en las campañas políticas prometen y no cumplen, pero aun lo más grave actúan lejanos a los problemas de la gente.

Las lecciones de Antonio Sola, en sus conferencias y foros gratuitos abiertos a todos seguidores o no, también son un alimento para el alma, porque en la tragedia el mundo al parecer que Dios, lo dejó sin capitán por un momento, y sin respuesta el único que se vio osado asumir el mando de la nave, fue el destacado consultor español que,con mucho valor, dijo: mujeres, niños y ancianos, primero.

Este ejemplo, será inolvidable de un referente histórico de esta era,de quien preside la Fundación Liderar con Sentido Común, quien en su mensaje convoca a todos los seres humanos a reducir "la grieta", que significa quitar esos muros que dividen y polarizan a unos y otros, en un mar de competencias por tener más, y de quienes luchan por ampliar la gama de injusticia, cuando en la realidad hay que luchar en la defensa de los más pobres o débiles, que estoicos resisten y sobreviven a los efectos de un mundo desigual. Así las cosas.


Más columnas

Raúl López Gómez

Antonio Sola y el planeta en la era actual

Columna: Raúl López Gómez




Maricarmen García Elías

Todo por la vida

Columna: Maricarmen García Elías


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD