Cobertura Qatar 2022

Por qué dejar que los hijos se tropiecen

Por qué dejar que los hijos se tropiecen

Hacerle creer a un niño o a una niña queno son lo suficientemente capaceses más fácil de lo que pensamos. Muchas veces, al verles con dificultades para realizar una tarea retadora, nuestroinstinto protectorpuede llevarnos a intervenir y realizarla nosotros mismos. No obstante, estudios recientes comprueban que aunque hacer esto puede aliviar el estrés en el momento, tiene unimpacto negativoa largo plazo.

Por qué es sano que los menores tropiecen

Cuando un adulto lleva a cabo una tarea con la que un niño o una niña estaba teniendo dificultades, se les está dando un mensaje equívoco:lo hace el adulto porque tú no puedes. Esto no solo les genera una creencia negativa acerca de sus capacidades, sino que les hace pensar queno vale la pena esforzarse, ya que sin importar lo retadora que sea una actividad, siempre habráun adulto que la solucione.

La forma correcta de ayudar

En lugar de intervenir –lo cual solo debemos hacer si se nos solicita– hemos de ayudarles en su proceso creativo de soluciones. Hay unadiferencia abismalentre aconsejar cuáles podrían ser los siguientes pasos en la resolución de un problema, yresolverlo nosotros. Con preguntas como: “¿qué crees tú que se deba hacer a continuación?”, además de incentivar su creatividad, les hacemos ver queconfiamos en que pueden lograrlo.

imagen-cuerpo