Cobertura Qatar 2022

6 tips para dejar de fumar (y razones para hacerlo)

6 tips para dejar de fumar (y razones para hacerlo)

Hay múltiples segmentos de la población que pueden ser especialmente sensibles a COVID-19, y si bien muchos de ellos lo son por circunstancias que están fuera de su control –como alguna enfermedad hereditaria o la edad– otros tantos lo son por hábitos de su elección, como lo es el tabaquismo. A pesar de que la difusión acerca del daño que causa el tabaco en el organismo continúa creciendo, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) estima que en México hay casi 11 millones de fumadores. Sin importar que las cajetillas de cigarros ahora ilustren con claridad las consecuencias de consumirlos (como desarrollar distintos tipos de cáncer, enfermedades del corazón úlceras gastrointestinales), más del 15% de la población los consume deliberadamente.

Lo más alarmante no es la cifra per se, sino la realización de que millones de personas optan por invertir su dinero en un producto que destruye su cuerpo. El tabaco, además de dañar casi todos los órganos, genera una dependencia física que, conforme la adicción se vuelve más fuerte, también se vuelve más difícil dejarlo debido al síndrome de abstinencia. De hecho, varias personas que han intentado dejar de fumar reportan que la causa principal de su fracaso en el intento es la intensidad del malestar corporal al dejarlo. 

Y aunque se han desarrollado productos para apaciguar las sensaciones desagradables –como lo son los parches de nicotina– no se debe dejar de lado el acompañamiento psicológico para dejar cualquier adicción. Después de todo, toda adicción comienza en la mente

Es por ello que te compartimos 6 tips para dejar de fumar:
 

  • Identifica qué escenarios te incitan a fumar: y recuérdate que, así como en algún momento podías vivir dicha situación sin sentir la necesidad de fumar, puedes generar nuevamente la capacidad de estar en cualquier escenario sin la necesidad de nicotina.

  • De ser necesario, aléjate de dichos escenarios: se requiere de una gran fuerza de voluntad para dejar un vicio, y no debemos sentir vergüenza de reconocer que, por el momento, la adicción es más fuerte que nosotros. Este es precisamente el primer paso para superarla, y evitar los escenarios que te antojan un cigarro es un gran comienzo.

  • Mantén tu boca ocupada: parte de la adicción viene de la urgencia psicológica de tener algo en la boca. Consumir alguna fruta o un caramelo te puede ayudar a dejar la ansiedad que viene de ya no tener algo en la boca constantemente.

  • Ejercítate diariamente: una de las razones por las que se consume nicotina es porque sus usuarios declaran sentir que les ayuda con el estrés y el nerviosismo. Afortunadamente, hay otras opciones más saludables que tienen el mismo efecto, como lo es hacer ejercicio.

  • Practica ejercicios respiratorios: la primera parte de tu cuerpo afectada por el consumo del cigarro son tus vías respiratorias. Por lo tanto, inhalar y exhalar lenta y profundamente cada vez que el deseo de fumar se presente, te ayudará a recordar que a tu cuerpo le beneficia más una bocanada de oxígeno que una inhalación de tabaco.

  • Reúnete con personas que no fumen: o inicia tu camino de renuncia al tabaco con un amigo o familiar que igualmente quiera dejar este hábito. La unión hace la fuerza, y nunca debemos subestimar lo poderosos que nos volvemos cuando tenemos a más personas a nuestro lado apoyándonos.