Cobertura-Elecciones-2021

(+Video) Negligencia lo cegó hace 20 años; recorre Nanchital pidiendo solidaridad

Hace más de veinte años Constantino Cristiani Álvarez, acudió al médico para atenderse el problema de visual que tenía y le inyectaron un medicamento que lo dejó invidente, ahora diariamente sale a las calles de Nanchital, a pedir unas monedas para alimentarse, vive solo y se guía con un bastón que le impide chocar con los postes u obstáculos que encuentra a su paso.

(+Video) Negligencia lo cegó hace 20 años; recorre Nanchital pidiendo solidaridad

En varias ocasiones petroleros y jubilados han contribuido con algunas monedas para que Constantino de 90 años, pueda alimentarse y aseguran que actualmente se apoya de un bastón de aluminio que no es óptimo para un invidente.

Al sostener una breve platica Constantino dijo, "Esta enfermedad la enfrento desde hace varios años, yo, veía cuando era joven trabajé en tractores, viajé a Yucatán, entre otros lugares, años después por cuestiones de visión acudí con un médico, no sé qué me inyectaron, pero quede completamente ciego, pero eso no me impide que haga frente a esta hermosa vida, todos los días salgo a caminar para tener alimento en casa".

Agregando, tengo 2 hijos uno de ellos se fue Estados Unidos, pero desde hace un año no tengo noticias de él, del otro no sé dónde ande,  mis vecinos de la colonia Guadalupe Tepeyac, en algunas ocasiones me apoyan con café o alimentos, porque vivo solo y no tengo familiares aquí.

El abuelo como puede se traslada de lunes a viernes al DIF municipal, donde le apoyan con una comida y se regresa como puede,  en algunos días solo prueba bocado de lo que ahí le dan y cuando le da hambre trata de calmarlo con agua.

El ciudadano asegura que en su humilde vivienda no cuenta con el servicio de energía eléctrica, en penumbras busca sus cosas durante el día y la noche, realizar sus labores domésticas, por ello pide hoy el apoyo de la ciudadanía, para comprar despensa o habilitar su hogar que se está cayendo a pedazos.

ENCONTRÓ A SU PASO UN GUÍA PARA LLEGAR A SU DESTINO

Exponiéndose a los riesgo y a la apatía de la ciudadanía el adulto mayor, a su paso encontró a una noble joven de noble corazón, que se sorprendió al ver que ante la vista de muchas personas que se encontraban en el banco, el adulto mayor pretendiendo cruzar la calle para llegar hasta el palacio municipal de esta ciudad, y nadie lo apoyaba, sin importarle perder su turno salió de la fila y lo llevo hasta el parque.

Es importante mencionar que en próximos días nos trasladaremos al lugar donde vive Constantino, para llevarle un apoyo y para conocer las condiciones en la que se encuentra el adulto mayor.