Cobertura Qatar 2022
Mundo
buscar noticiasbuscar noticias

Lula da Silva destituye a comandante del Ejercito tras disturbios en Brasil

El cambio se produce en medio de una crisis con las fuerzas militares tras el intento del golpe de Estado

Lula da Silva destituye a comandante del Ejercito tras disturbios en Brasil

El Presidente Luiz Inácio Lula da Silva despidió hoy al comandante del Ejército de Brasil, Julio César de Arruda, en medio de preocupaciones sobre las amenazas a la democracia del país, tras el levantamiento del 8 de enero en la capital por parte de manifestantes de extrema derecha.

El cambio en el mando del Ejército se produce en medio del clima de desconfianza entre el mandatario de izquierdas y algunos sectores de las Fuerzas Armadas, dos semanas después del intento golpista perpetrado por bolsonaristas radicales en Brasilia, según medios locales.

En las últimas semanas, el ejército ha sido blanco de Lula después de que partidarios del expresidente Jair Bolsonaro irrumpieran en edificios gubernamentales y destruyeran propiedades públicas. Lula dijo varias veces en público que definitivamente hubo personas en el ejército que permitieron que ocurrieran los disturbios.

¿Quién tomará su lugar?

El sitio web oficial de las fuerzas armadas brasileñas dijo que el General Julio César de Arruda al ser destituido como jefe del ejército, fue reemplazado por el General Tomás Miguel Ribeiro Paiva, quien se desempeñaba como jefe del Comando Militar del Sudeste.

Según medios locales, Tomás Miguel Ribeiro Paiva, esta semana, en una ceremonia militar, hizo un fuerte alegato en defensa del orden democrático y del resultado de las elecciones de octubre, en las que Lula derrotó a Bolsonaro, quien todavía sigue sin reconocer su derrota en las urnas.

A desmilitarizar el Gobierno

El mandatario ha empezado a limpiar de militares el Gobierno. En sus primeros veinte días de mandato, ha prescindido de los servicios de unos 140 militares que trabajaban en órganos vinculados con la seguridad y la administración de la Presidencia.

La salida de esos militares se venía produciendo desde la investidura de Lula, pero se ha acelerado a partir del asalto a las sedes de la Presidencia, el Congreso y la Corte Suprema por parte de miles de seguidores del exgobernante ultraderechista Jair Bolsonaro.


Suscribete a nuestro boletin
Suscribete a nuestra lista de difusión de Whatsapp
Suscribete a nuestro canal de Telegram
Suscribete a nuestro de Armonia y bienestar