Cobertura-Elecciones-2021

Día de la Santa Cruz: ¿Por qué se celebra el 3 de mayo?

Si bien todos llaman al Día de la Santa Cruz el ´Día del Albañil´ (especialmente en México), poco sabemos el origen de esta celebración y mucho menos el por qué su relación con los trabajadores de la construcción. Aquí trataremos de resumir un poco esta historia.

Día de la Santa Cruz: ¿Por qué se celebra el 3 de mayo?
Día de la Santa Cruz: ¿Por qué se celebra el 3 de mayo?
Día de la Santa Cruz: ¿Por qué se celebra el 3 de mayo?

El Día de la Santa Cruz tiene sus orígenes en la religión Católica; cuenta la tradición que fue Elena, la madre del emperador Constantino, quien en una peregrinación a Jerusalén cerca del año 326 d.C. comenzó a buscar la cruz en la que Jesús murió.


PUBLICIDAD

Al excavar en el que se decía era el Gólgota se encontraron tres cruces; una que correspondería a Cristo y otras dos, de los ladrones crucificados con él. Para comprobar si alguna pertenecía a Jesús, la madre del emperador llevó las cruces con una mujer enferma de muerte; las dos primeras no causaron mejoras, mientras que la tercera hizo que esta se recuperara de sus dolencias.


PUBLICIDAD

Entonces declaró que la Santa Cruz había sido encontrada, y el 3 de mayo se declaró como el día del descubrimiento.

En México, con la llegada del catolicismo, las celebraciones coincidieron con la temporada de lluvias en muchas regiones, por lo que se relaciona también con la fertilidad y el agradecimiento por la cosecha para varios pueblos originarios; un resultado más del sincretismo religioso.


PUBLICIDAD

En los pueblos mayas adquiere otra connotación, ya que el símbolo de la cruz era venerado desde antes al significar los cuatro puntos cardinales; durante la llamada Guerra de Castas la cruz también jugó un papel importante en la resistencia maya en la península de Yucatán.


PUBLICIDAD

Actualmente la cruz se ha vuelto la patrona de los albañiles y de sus ayudantes, al ser ya una costumbre el colocar esta imagen en la parte más alta de la edificación en la que trabajan; aunque se dice que este hábito igual se registró desde tiempos de La Colonia.

Se acostumbra mucho realizar, además de las celebraciones religiosas, algún convivio entre los trabajadores de la construcción, que muchas veces utilizan pirotecnia para celebrar a su patrona y pedir que las obras en las que trabajan lleguen a buen término, algo similar a cuando se realizaban ofrendas para pedir una buena cosecha.



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD