Cobertura-Elecciones-2021

Al estar presos, estos políticos de Veracruz no podrían asumir cargos públicos

Rogelio N y Omar N, por ahora en prisión preventiva, no podrían rendir protesta para los cargos obtenidos en la pasada elección

Dos políticos en Veracruz, electos recientemente a cargos públicos, se quedarían sin tomar el cargo por contar con prisión preventiva. Se trata del exsecretario de Gobierno en la administración del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, Rogelio “N”; asimismo, en un escenario similar se encuentra el alcalde electo de Cazones de Herrera, Omar "N".

En ambos casos, serían sus suplentes quienes tomen el cargo, uno para la diputación federal y otro para la presidencia municipal.

Al estar presos, estos políticos de Veracruz no podrían asumir cargos públicos
El ex funcionario de Miguel Ángel Yunes Linares permanece en prisión preventiva por ultrajes a la autoridad

Esto lo explicó el abogado penalista Arturo Nicolás Baltazar, quien expuso que en el caso de Omar “N” no está en pleno ejercicio de sus derechos ya que está siendo investigado por el delito de homicidio doloso junto con Gustavo “N”, ambos con prisión preventiva.


PUBLICIDAD

“Él está sujeto a una medida cautelar de prisión preventiva, que restringe entre otras cosas su derecho a la libertad ambulatoria y por lo mismo no estará en posibilidades de acudir a tomar protesta del cargo, aunado a que los hechos por los cuales se le investiga están directamente relacionados con la elección del alcalde en el municipio de Cazones de Herrera”, indicó.

Y es que Omar "N" fue detenido esta semana luego de resultar ganador en la pasada contienda del 6 de junio y recibir su constancia como munícipe electo por el partido Movimiento Ciudadano; sin embargo, se le señala como presunto responsable del homicidio de Remigio Tovar Tovar, candidato que inicialmente compitió por el cargo bajo las siglas de dicha fuerza política.

El propio presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo en su conferencia que Omar "N" habría perpetrado el crimen para quedarse con la presidencia municipal y este miércoles, tras su detención, recibió prisión preventiva junto con Gustavo “N” por el delito de homicidio calificado.


PUBLICIDAD

Omar “N” era el jefe de campaña del hoy fallecido y desde hace unos días el gobernador Cuitláhuac García Jiménez había deslizado el trasfondo político en el homicidio. Igualmente, el presidente López Obrador se manifestó al respecto:

“Acabamos de resolver o está en proceso de saberse que a uno de los candidatos que asesinaron en Veracruz, en el municipio de Cazones, Veracruz (…), antes de la elección, uno de los posibles involucrados de acuerdo con las investigaciones era su jefe de campaña, para él quedarse como candidato y ganar. No queremos eso, esos horrores y esto cómo lo podemos enfrentar, con principios, con ideales”, sostuvo el Presidente.

Por su parte, el exsecretario de Gobierno Rogelio "N" podría recibir una diputación plurinominal, al ubicarse en la segunda posición de las listas relativas a la tercera circunscripción del PRD; sin embargo, actualmente tiene prisión preventiva por el delito de ultrajes a la autoridad.

Por ello, su cargo sería ocupado por Cecilia Uresti, su compañera de fórmula y suplente por ley. Recientemente se informó de la inminente liberación del perredista, ya que el delito que se le imputa no es grave. No obstante, en caso de que permanezca preso su suplente tendría que asumir el cargo.


PUBLICIDAD

Por su parte, el abogado penalista Jorge Reyes Peralta explicó que ninguno de los dos políticos tiene fuero puesto que no han rendido protesta y no podrán hacerlo a menos de que obtengan un amparo contra su prisión preventiva.

“No puede aceptar el cargo desde la cárcel, la protesta es física y no tiene fuero porque éste lo tendría sólo de asumir la presidencia”, explicó Reyes Peralta sobre el caso de Omar “N”.


PUBLICIDAD

Si bien las leyes veracruzanas no contemplan estos supuestos dentro de sus normativas, el artículo 39 de la Ley de Juicio Político y Declaración de Procedencia señala que cuando no existen elementos para proceder contra un servidor público “el inculpado podrá reasumir su función”, por lo que cabe la posibilidad de que si ambos salen libres o exonerados de los delitos que se les imputan puedan, sin detrimento alguno, tomar posesión de sus cargos.



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD