Una oportunidad de cambiar



Cada inicio de año nuevo la gente se plantea cambios en su vida para ser mejores, por ejemplo ser puntuales, bajar de peso, salir a correr, etc. Optar por una dieta sana sin carne también debería ser un propósito que conlleva enormes beneficios para mejorar nuestra alimentación y al mismo tiempo contribuye al bienestar del medio ambiente y al trato ético hacia los animales.

De acuerdo a Protección Animal Mundial las granjas industriales son una de las principales causas del cambio climático y la deforestación y es que las granjas industriales emiten más gases de efecto invernadero que todo el transporte del mundo combinado. Podemos hacer nuestra parte para combatir el cambio climático simplemente reduciendo la cantidad de carne de bajo bienestar que consumimos.

Por otro lado, de acuerdo a datos de esta organización, de los más de 70 mil millones de animales que se crían anualmente, 50 mil millones de ellos pasan sus vidas en granjas industriales. Las condiciones de toda su vida - aunque sea corta para la mayoría de estos animales- son un infierno pues el hacinamiento y la forma en que son sacrificados es inhumana, el escaso espacio al que son sometidos les impide tener un comportamiento natural y movimiento por lo que reducir el consumo de carne marcará una gran diferencia en la vida de estos animales y liberará recursos para ayudar a avanzar hacia una mayor producción de bienestar.

Al consumir menos carne también ayudas a los tablajeros, los trabajadores de las granjas industriales son tratados en muchos casos con la misma crueldad que los animales. Estos trabajadores corren innumerables peligros en el lugar de trabajo por ejemplo lesiones potencialmente mortales, enfermedades respiratorias y exposición a bacterias peligrosas resistentes a los antibióticos, por lo que al comer carne ayudas a defender a estos trabajadores explotados y a retirar el apoyo financiero a las empresas que se benefician de las malas prácticas laborales.

Uno de los beneficios más importantes de una dieta sin carne es el cuidado del agua, las granjas industriales consumen mucha agua. Solo en Estados Unidos, la ganadería utiliza un 56% del agua que se usa en todo el país. La organización FoodTank detalla que se requieren 1,799 galones de agua para producir casimedio kilo de carne de res, y casi medio kilo de carne de cerdo requieren 576 galones de agua.

Las hambrunas también se pueden erradicar en su totalidad al dejar de consumir carne. Hay casi mil millones de personas pasando hambre en el planeta, mientras que se necesitan aproximadamente 7,2 kilos de grano para producir solo medio kilo de carne. Es evidente que al reducir el consumo de carne disminuimos el desperdicio asociado con las granjas industriales.

Relacionado al punto anterior, las tierras de pastoreo y de cultivos utilizan en la actualidad más de un tercio de la superficie terrestre. Con esta rápida pérdida de hábitat, estamos perdiendo especies silvestres a un ritmo alarmante y los expertos advierten que se avecina una extinción masiva, no comer carne contribuye a la supervivencia de la vida silvestre.

Además de que una dieta vegana o vegetariana representa una forma nutritiva, fácil, económica y deliciosa de alimentarse, innumerables estudios muestran los beneficios de comer proteína a base de plantas en comparación con las de origen animal. Desde reducir las tasas de cáncer y enfermedades cardíacas hasta lograr una mayor esperanza de vida en general, al consumir más alimentos de origen vegetal, mejoras tu propia salud.

Autoridades pro animales

En estos días circularon en redes sociales fotografías del titular de SEFIPLAN, José Luis Lima Franco, dando a conocer el resguardo que ha hecho de algunos perritos en situación de calle que llegaron a esa dependencia hace aproximadamente 5 años, para hacer oficial esta acción les confeccionaron chalecos que los resguardan del frío con el logotipo institucional y se le comunicó al personal sobre el trato ético hacia estos animales. Tiempo atrás la titular del Instituto de Pensiones del Estado, Daniela Griego Ceballos, fue fotografiada en su oficina trabajando en perfecta armonía con algunos gatos alrededor que ya habitaban en ese inmueble. También se dio a conocer la ayuda que brindó la Brigada de Protección a los Animales del Ayuntamiento de Xalapa en respuesta al maltrato de 5 perros a sol y agua. Un reconocimiento a estas autoridades por actuar así.

Por cuanto hace a la FEDAYCA que es la Fiscalía encargada de sancionar el maltrato animal, nos comentan que ya se están reactivando esperemos y sea así y se pongan a trabajar  en todo el estado para castigar a los maltratadores y prevenir otros delitos pues en ciudades como Córdoba no saben ni con qué se come una denuncia de maltrato animal, hacen dar vueltas y vueltas a los activistas para interponer una denuncia.


Más columnas

Maricarmen García Elías

Una oportunidad de cambiar

Columna: Maricarmen García Elías



Luis Alberto Romero

Seguridad en zonas limítrofes de Veracruz

Columna: Luis Alberto Romero


Raúl López Gómez

Impulso a la investigación científica

Columna: Raúl López Gómez


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD