Tradiciones asesinas



La tauromaquia es por excelencia la madre de las tradiciones más sangrientas en la historia de la humanidad donde por mero placer se tortura por al menos 15 minutos o más a un ser vivo, en la mayoría de los casos se da muerte al toro durante la corrida, casi siempre queda moribundo para terminar en el rastro y en muy pocos caso y de acuerdo a las reglas de las corridas se da indulto al toro pero no para vivir pastando feliz toda su vida sino para ser un semental que cuando sea viejo y no sirva más acabe en el matadero.


La película infantil Olé ilustra a la perfección cómo es la industria de la tauromaquia, quiénes están detrás de ella y las ganancias que genera especialmente por venderlas como sinónimo de status, pues  generalmente acuden a presenciarlas, actores, gente de la realeza, políticos y personas con la autoestima lo suficientemente baja como para pretender que con asistir se adquiere clase y gusto.


De 194 países que hay en el mundo, en sólo 8 países aún existe la tauromaquia, entre ellos México. Esto indica que al igual que como sucedió con los circos la tendencia de la tauromaquia es desaparecer tarde que temprano a pesar de los berrinches de los taurinos que vieron como esta pandemia está acabando con lo poco que les queda y de ahí que se hayan empeñado en  hacer una corrida de toros en Huelva, Andalucía (España) exponiendo a las personas en plena pandemia.


En Veracruz en la sesión de la semana pasada estaba contemplada la votación de un dictamen de una iniciativa antitaurina , antes de comentar qué pasó a última hora es importante mencionar que esta iniciativa, con algunas modificaciones y distinta forma pero mismo fondo,  lleva 3 legislaturas intentando pasar , ha sido presentada por diputados de izquierda con el apoyo de activistas, las dos primeras veces lamentablemente no se llegó a elaborar dictamen quizá porque no tuvo el impulso necesario dentro del Congreso en la Junta de Coordinación Política a pesar de tener todo el apoyo de la ciudadanía veracruzana  y de intelectuales como Elena Poniatowska , Homero Aridjis, Patricio , Rius y Francisco Toledo, quienes también respaldaron el resto de iniciativas animalistas presentadas y aprobadas con éxito en el congreso veracruzano de 2013 a 2017.

 

Esta tercera ocasión fue presentada por una diputada y es decepcionante que aun siendo mayoría, su partido no la haya respaldado pues sin dar explicación alguna se quitó el dictamen del orden del día y no pudo ser votado. De retomar el Congreso este dictamen e incluirlo en una próxima sesión, Veracruz puede convertirse en un estado antitaurino como ya ha sucedido en otros estados pues la república mexicana no se caracteriza precisamente por ser ultra taurina como por ejemplo sí ocurre con la charrería que es otra tradición sangrienta pero nacida en México.

 

De hacerlo marcará una pauta vanguardista y estará a tono con el resto de leyes que existen para proteger a los animales y pronunciarse como un estado antitaurino en contra de una tradición extranjera.

 

Hay mucha tarea para la Fedayca


El Tribunal Superior de Justicia no es el único que está paralizando la justicia. Hay mucha tarea para la FEDAYCA basta ver los grupos animalistas en redes sociales que dan cuenta todos los días del maltrato en contra de los animales en diversas ciudades de la entidad a través de fotos, videos y testimonios, desde animales amarrados todo el día a sol y agua, hasta la nueva “moda” que está ocurriendo por las noches en calles xalapeñas, concretamente en Agustín Lara esquina Jazmín en la colonia

Ampliación Renacimiento donde sujetos obligan a sus perros a cruzarse desde el primer celo sin tomar en cuenta que la perrita puede morir pues no está totalmente desarrollado su cuerpo y si no lo hacen los apalean o patean, antes de que terminen la relación sexual los separan bruscamente lastimándolos escuchándose los lamentos de dolor a cuadras de esta calle , comentan que las personas que hacen esto tienen en sus casas letreros de venta de perros chihuahua.


Importante no comprar animales sino adoptar y esterilizar para acabar con este tipo de actividades que además de ilícitas lastiman a un ser vivo. La Ley de Protección a los Animales de Veracruz es muy clara  al definir el maltrato y los supuestos que pueden ocasionarlo además de dedicar artículos amplios que explican la venta de animales.


gaem80@gmail.com


Más columnas

Mario Zepeda


Raúl López Gómez


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD