Cobertura Qatar 2022

Te lo digo a ti, Porfirio, para que lo entiendas, Ricardo



Te lo digo a ti, Porfirio, para que lo entiendas, Ricardo

Le pidió un reportero su opinión sobre los actos adelantados de campaña de Claudia Sheinbaum, y entonces Andrés Manuel López Obrador evocó, en la mañanera, los días en que Muñoz Ledo traicionó, en el año 2000, y de cómo la gente se la cobró en el Zócalo de la ciudad de México.  Pero, al buen entendedor, pocas palabras: fue un mensaje dedicado a Ricardo Monreal Ávila, que anda ahora por las mismas veredas donde anduvo hace 20 años Porfirio.

AMLO:

"Es un asunto del movimiento, del partido. Lo ideal sería que todos tuvieran la misma oportunidad. Para mí, todos los que aspiran en nuestro movimiento, reúnen todos los requisitos.

"Lo único que puedo decir es que tenemos un pueblo muy politizado. ¿Hay polarización? No. Hay politización. No nos confundamos.  Es un pueblo muy consciente.

"Les voy a contar una anécdota sobre la sabiduría del pueblo. El problema de los conservadores, entre otros, es el menosprecio al pueblo.

"En la elección del 2000 se da una ruptura en el PRD porque querían la candidatura a la Presidencia (de la República), la buscaban y tenían derecho, el ingeniero Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo.

"El mejor posicionado era el ingeniero Cárdenas. Me tocó hablar con el licenciado Muñoz Ledo para convencerlo de que él podía ser candidato a jefe de Gobierno, y que si se iba en pareja, en unidad, el ingeniero Cárdenas para la presidencia y Porfirio para jefe de Gobierno de la Ciudad de México,  podíamos ganar. Era todavía presidente del PRD. Hasta le dije al licenciado Muñoz Ledo que si él aceptaba, yo me ofrecía a ser su jefe de campaña.

"Yo tenía pensado regresar a Tabasco. Hacerme de nuevo candidato a gobernador.  Y ya había terminado mi trabajo, con muy buenos resultados. Desplazamos al PAN del segundo lugar en la Cámara de Diputados, porque el proyecto de Salinas era el que se estableciera en México un bipartidismo con PRI y PAN. Una especie de gatopardismo. Hacer que las cosas en apariencia cambien para seguir igual.

"Ni por aquí imaginaba que, unos meses después, iba yo a ser el candidato  a jefe de gobierno. Él me dice: ´mira, yo ya he participado en todo. He sido candidato en todo. He tenido todos los cargos. Secretario de Educación, secretario del Trabajo, y lo único que me falta es ser candidato a la Presidencia, y quiero, porque me siento con capacidad, ser candidato´. Pues sí, le respondí. No hay nada que hacer. Pero como fue elegido candidato el ingeniero Cárdenas, el licenciado Muñoz Ledo se va de candidato por el PARM (Partido Auténtico de la Revolución Mexicana). Y ya cuando viene la ola azul, en que está Fox muy fuerte y ya es evidente de que va a ganar, él (Porfirio) declina y se suma a Fox.

"Gana Fox y creo que a Porfirio le ofrecen ser embajador, y como es un hombre de nervio, de prestigio, pues termina por no gustarle y me viene  ver. Era yo jefe de Gobierno. Y me dice: ´yo quiero ayudar´.   Y yo le contesto: ´ah, pues muy bien, licenciado. Venga´.  Y me ayudaba, creo, como asesor.   No se sabía, pero teníamos relación, porque lo estimo mucho, como estimo muchísimo al ingeniero Cárdenas. Y por eso me puede decir que soy ´hitler... stalin´, de verdad, de verdad lo estimo... bueno, al ingeniero Cárdenas lo respeto mucho.

"Pero estamos aquí hablando de la sabiduría popular. Del porqué no se debe menospreciar al pueblo. Resulta que estoy como jefe de Gobierno, y para que yo no apareciera como candidato a la presidencia, Fox decide desaforarme.

"Inventan Salinas, PRI y PAN que yo no había respetado un amparo, porque se construyó un camino para comunicar en Santa Fe, por cierto privado, importante, que había quedado aislado. Se hizo una calle. Pero la gente se moviliza y me  sacan adelante. Me rescatan.

"No les queda más que dar marcha atrás. Y regreso al gobierno. Pero en una de esas marchas  yo traía un problema en la pierna. Me acuerdo que estaba Martí Batres como conductor del programa. Y le digo: ´Martí, habla´; para que me diera tiempo de recuperarme. Era una bursitis muy fuerte la que tenía.  Pero, en eso, veo al licenciado Muñoz Ledo. Y pensé: ´aquí está la solución. El Zócalo lleno, y Muñoz Ledo ahí, va a dar un buen discurso y la gente, contenta, y me da tiempo a que yo me recupere´. Y le pregunté: ´¿Quiere hablar, licenciado?´ Me dijo: ´Sí. Sí quiero´. Pues adelante, le dije.  Y pedí a Martí: ´anuncia que va a hablar el licenciado Muñoz Ledo´. 

"Pero la gente se había quedado con lo de la elección. Y cuando lo anuncian... una rechifla generalizada, porque se había pasado al PAN, adherido a Fox. Nunca imaginé, porque si no, pues no le digo que hable. Pero la gente no olvida. 

Esto es una lección para que no se menosprecie al pueblo, porque a veces se piensa: ´la gente no se entera´, o ´no sabe de esto´... Nooo. Y eso fue hace 20 años. Imagínense cómo está ahora la gente.  Si estamos en el periodo de mayor politización en la historia de México.

"De cómo el que aspira,  y juega... sucio. O, actúa de manera ventajosa. O se quiere pasar de listo, no le ayuda. Se le revierte. Tiene un efecto de bumerang. Hay que tener cuidado con los excesos y hay que aprender a auto limitarse y respetar al pueblo".


Más columnas


Romay & Realpozo

Lo mejor del año, Emma

Columna: Amanecer en sociedad


Jorge  Yunis Manzanares

Alejandro Mier Uribe

Estamos a mano

Columna: Andares