Cobertura-Elecciones-2021

Se repite la historia

Columna: Se dice que...



Un diputado federal electo del PAN de Silao Guanajuato amaneció ayer en la cárcel por haber violado a una mujer, Jorge Romero Vázquez. El hecho ocurrió cuando celebraba su triunfo por mayoría de votos.

Lo mismo que le ocurrió al exsecretario de gobierno de Veracruz, Rogelio Franco Castán del PRD, electo por la vía de los plurinominales, que permanece en prisión.

Entrará en funciones, en el caso del panista, su suplente José Tovar Vargas, que seguirá en el cargo en espera a que su compañero de partido aclare su situación.

Son legisladores electos que por problemas judiciales no estarán el 65 Legislatura.

No encuentran salida del diputado

Dentro de la rumorología del Palacio de Gobierno en Xalapa se dice en los pasillos que en caso de que no llegara a repetir como diputado y líder de la bancada de Morena, Juan Javier Gómez Cazarín podía quedarse con un importante cargo en la administración estatal de Cuitláhuac García.

Es un movimiento que ha puesto nerviosos a los más altos funcionarios ya que el hombre de Hueyapan los desplazaría, ya que se considera como una de las personas que tiene una gran ascendencia con el jefe del Ejecutivo Estatal.

El problema es que la diputación que está en juego corresponde a un legislador del sexo femenino por la paridad de género establecida en la Constitución. Ante esto la ley es inflexible y no se acepta ninguna salida como la intentaron para que repitiera Gómez Cazarín.

El poder no se comparte

Para cualquier cambio que se realice en un gobierno estatal o federal siempre le atribuyen que fue por un pleito con alguien quien tiene un mayor poder. En ningún caso figura o tuvo algo que ver el jefe del poder Ejecutivo Federal.

El presidente en todos estos casos lo mantienen como ajeno a la salida del funcionario. Situación que no es real y las decisiones sólo él es, quien las toma.

Los cambios que se realizan como el de la secretaria de Gobernación y la llegada de Adán Augusto López. La salida de Julio Scherer de la consejería jurídica en la presidencia y los enroques que se avecinan, todo es supervisado y ordenado por el propio López Obrador.

El poder no se comparte en ningún caso y lo escrito por el periodista Silverio Quevedo sobre la posible salida del delegado de Bienestar Manuel Huerta Ladrón de Guevara tiene un trasfondo del mismo sitio que se hacen estos movimientos que es en Palacio Nacional.

Hay una incidencia en atribuirle poderes a ciertos funcionarios y asegurar que con la llegada de nuevos miembros del gabinete los beneficia o perjudica de acuerdo a la versión inventada o supuesta de una buena fuente, por lo general son simples suposiciones que encierran un especial interés de quien las escribe.

Hay que tener en cuenta que se entra a la segunda parte de un sexenio y el mandatario está en su derecho de probar a otras personas y el deseo que lo acompañen en este nuevo ciclo de su administración.

Él y solo él toma estas decisiones. Punto.

El presidente mantiene un índice notable de popularidad, su base social se mantiene en un elevado nivel y no tiene enfrente opositores viables con alguna posibilidad de ganar en los comicios del año 2024. Sobre todo, porque hay que tomar en cuenta que en este trienio que falta, contará con una plantilla acrecentada de nuevos gobernadores.

Lo que dijo el líder nacional del PRI Alejandro Moreno que ellos no obedecen a ningún presidente del pasado o presente, causó risas entre los nuevos diputados priistas.


Más columnas

Enrique Haro Belchez

Invertir en nuestro planeta

Columna: Enrique Haro Belchez



Raúl López Gómez

Nacho Morales Lechuga: tiempo al tiempo

Columna: Raúl López Gómez



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD