Cobertura Qatar 2022

Marcelo Ebrard, el delantero presidencial desde Qatar

Columna: Paulina Ríos



Que complicado resulta en estos días, separar la política del mundial de Futbol 2022 que se lleva a cabo en Qatar, donde los mexicanos se han dispuesto no pasar desapercibidos. Lo más interesante de este acontecimiento para quienes desde el lado periodístico hablamos de política en México, es la presencia de Marcelo Ebrard en aquel país y es que más allá de su actual encargo como secretario de Relaciones Exteriores, hay que recordar que es uno de los aspirantes presidenciales que tiene la bendición de Andrés Manuel López Obrador, al igual que Claudia y Adán Augusto.

Marcelo no ha perdido oportunidad y desde hace un mes aproximadamente su estrategia ha cambiado y su carisma es más notorio y en Qatar no ha hecho la excepción. El pasado domingo 20 estuvo presente en la inauguración del Mundial de Futbol 2022, donde ha convivido con los mexicanos que se encuentran en Medio Oriente para apoyar a la selección mexicana. Le han pedido chelas, lo han aplaudido por llevar aguacates y le han confirmado su apoyo, eso sí, se lo han condicionado a unos tequilas.

imagen-cuerpo

Marcelo Ebrard llegó a Qatar el domingo para presenciar el partido inaugural entre Ecuador y la selección anfitriona en representación del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, invitado por el vice primer ministro y ministro de Relaciones Exteriores de Qatar, Jeque Mohammed bin Abdulrahman Al Thani. El canciller también inauguró el "Centro México Qatar 2022", es decir la oficina del gobierno mexicano que ya brinda asistencia a los aficionados mexicanos que han viajado para presenciar el torneo.

Marcelo ha sido noticia en Qatar desde el fin de semana y así carismático, cordial y hasta jovial ha participado activamente con la afición mexicana. Ejemplo de ello, el lunes, cuando miles de aficionados le propusieron al secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, "Chelas por votos", mientras este sonreía y se tomaba fotos y regalaba autógrafos a la afición mexicana que se lo solicitaba.

imagen-cuerpo

Y es que, en este mundial de Qatar, la cerveza es un lujo para los mexicanos, pues su costo oscila entre los 250 y 300 pesos el vaso y solo se puede consumir en algunas zonas autorizadas para la afición. "Ojalá Ebrard nos escuche y saque algunas chelas porque está fuerte el calor". Sin duda, el "Centro México Qatar 2022" ha tenido mucho trabajo pues no solo tiene que orientar a los mexicanos que se meten en problemas por no cuidar las formas con el tema del alcohol sino por el maquillaje en sus caras, pues ello no está permitido por las autoridades qataríes.

A Marcelo le ha tocado opinar de todo, por ejemplo, de los mexicanos que han intentado introducir alcohol. Desde medio oriente ha pedido a los mexicanos que "se porten bien" pues recordó las restricciones por parte de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) y el Estado de Qatar, pidiéndoles así, seguir las normas y leyes con las que se rige aquel país para evitar problemas con la justicia.

Marcelo Ebrard, también se vistió de noticia en aquel país al anunciar que habían llegado los aguacates a Qatar, "anunciar que llegó el primer cargamento de aguacates a Qatar para este Mundial, no puede ser una buena Copa del Mundo sin aguacate", comentó. A territorio qatarí llegaron cinco toneladas de aguacate y se espera que lleguen quince semanalmente, debido a la demanda que ha tenido ese producto en la actual sede de la Copa del Mundo.

imagen-cuerpo

El aguacate llegó procedente de Michoacán, y habrá un flujo constante, no sólo durante la Copa del Mundo, sino también después de ella. Marcelo volvió a México este martes, pero sin lugar a dudas, en su visita a Qatar se anotó miles de goles rumbo a la carrera presidencial, pues al menos en redes sociales es el político mexicano más popular durante este Mundial de Futbol Qatar 2022. El canciller se coloca así como delantero y su popularidad se eleva.


Más columnas

Paulina Ríos

Maquiavelo

Raymundo Jiménez

¿Y EL ´DOCTOR´ HUGO?

Columna: AL PIE DE LA LETRA


Raúl López Gómez