Cobertura-Elecciones-2021

La pugna por el distrito de Veracruz



Con tantos aspirantes e intereses que se disputan la postulación del PRI para contender por la diputación local por el distrito XIV de Veracruz, esa elección interna se encuentra entrampada.

Si no se hubiera concretado la alianza con PAN y PRD, es poco probable que algún priista se apuntara para contender en condiciones tan adversas por un partido que en el puerto representa muy poco; sin embargo, al ir en coalición, al menos cuatro aspirantes levantan la mano; tres de ellos se registraron conforme a las bases de la convocatoria y una más, la ex alcaldesa Carolina Gudiño, pelea la candidatura con uñas y dientes en el Altiplano.

En la sede del Comité Directivo Estatal, el pasado 7 de febrero se registraron tres aspirantes a la candidatura por dicho distrito: Patricia de los Ríos Larios, con posibilidades muy lejanas; José Gabriel Pérez Gutiérrez, “El Chopo”, de larga trayectoria en el priismo porteño, y Raúl Díaz Diez, exdirigente municipal del partido.

Pérez Gutiérrez tendría el apoyo de la dirigencia del partido en la entidad; originalmente era la carta para ocupar una regiduría en el próximo ayuntamiento de puerto, pero al abrirse la posibilidad de que el PRI designara al candidato de la coalición Veracruz Va, este personaje fue incluido como aspirante.

Raúl Díaz Diez sería impulsado por la poderosa senadora Beatriz Paredes Rangel. Contaría, además, con el apoyo del sector del panismo que se identifica con el senador Julen Rementería.

Anilú Ingram Vallines ya había decidido no participar en el proceso interno de su partido y por tanto no se registró como aspirante; se sabe que la actual diputada federal busca una posición en los primeros lugares de la lista de candidatos por la vía plurinominal.

El caso es que ante el Comité Ejecutivo Nacional que encabeza Alejandro Moreno Cárdenas llegó la exalcaldesa Carolina Gudiño, a quien se atribuyen nexos cercanos con el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán.

La instancia nacional del partido llamó de forma reciente al dirigente estatal, Marlon Ramírez Marín, para encontrar una solución a ese problema interno que corresponde al distrito de Veracruz, que muy probablemente sea el único donde el PRI está entrampado.

En la sede del CEN priista, doña Carolina hizo aspavientos y lanzó gritos por su exclusión del proceso interno, aunque nunca se registró como aspirante; de tal manera que esa lucha, que era de dos, se convirtió en una confrontación entre tres partes: José Gabriel Pérez, apoyado por la dirigencia veracruzana; Raúl Díaz, impulsado por Beatriz Paredes; y Carolina Gudiño, quien tendría atrás al grupo del ex gobernador Fidel Herrera.

Entretanto, la Comisión Estatal de Procesos Internos del PRI en Veracruz determinó el pasado viernes por la noche modificar los calendarios de las convocatorias para la selección de candidatos.

Hay que recordar que la convocatoria correspondiente establece que lo no previsto en la misma será resuelto por el CEN del partido. De ahí se desprende que cualquiera de los tres aspirantes registrados a la candidatura podría ser designado… o ninguno de ellos.

El problema para Gudiño Corro es su enfrentamiento con la dirigencia estatal del partido y con un importante sector del priismo local.

En ese contexto, se fortalece la especie en el sentido de que desde el comité nacional surgiría la indicación para evitar la guerra interna y postular a un personaje que no esté confrontado con el comité estatal  ni con Beatriz Paredes y por supuesto, tampoco con los cuadros del Partido Acción Nacional.

@luisromero85


Más columnas

Mario Zepeda


Luis Alberto Romero

La jubilación del presidente

Columna: Luis Alberto Romero



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD