Cobertura Qatar 2022

La exvocera de Nahle

Columna: Al pie de la letra



Salvo que de última hora hubiera una sorpresa, pero hasta ahora las señales al interior de Morena hacia la sucesión presidencial de 2024 siguen apuntando hacia la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, quien este domingo en Tamaulipas dijo que “México ya está listo para una presidenta”.

En su visita a esta entidad Sheinbaum fue acompañada, entre otros, por el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García –a quien ayer el presidente López Obrador, por su honestidad, comparó con el expresidente Adolfo Ruiz Cortines–, y por la coordinadora de la diputación local de Morena, Úrsula Patricia Salazar Mojica, sobrina de AMLO.

En torno a Sheinbaum hay un grupo de mujeres muy empoderadas y allegadas al Presidente que parecen decididas a hacer lo que tengan que hacer para impulsar la candidatura de la gobernante capitalina. Entre ellas destacan Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de López Obrador, y Rocío Nahle, secretaria de Energía y aspirante a la gubernatura de Veracruz.

Ayer, el director editorial de Excélsior, Pascal Beltrán del Río, publicó en su columna que a 14 meses de que AMLO abriera el juego de la sucesión presidencial, “arrecia la lucha interna entre los dos principales aspirantes a la candidatura del oficialismo en 2024”. Y reseña la provocación de la que fue objeto el miércoles pasado el canciller Marcelo Ebrard, quien mientras era entrevistado por un grupo de reporteros, una persona desconocida comenzó a gritarle: “¡Eres neoliberal, Ebrard!”, “¡No tienes convicciones, Ebrard!”, “¡Vamos con Claudia Sheinbaum! ¡Ella es antineoliberal!”, a lo que el otro fuerte aspirante a la Presidencia reviró:

“Ya desquitaste tu sueldo, ahora, déjanos hablar con los medios”.

Según Beltrán del Río, “el equipo de Ebrard ya identificó de dónde vienen los ataques”, señalando directamente “a María Cruz Vázquez Guízar, estratega de comunicación política, excoordinadora de Comunicación Social de la Secretaría de Energía, quien se sumó, a principios de año, al equipo de la jefa de Gobierno para apoyarla en la obtención de la candidatura presidencial”.

Mari Vázquez, como se le conoce, es originaria de Coatzacoalcos y en 2018 le coordinó a Nahle la campaña para senadora. Ese mismo año recibió cuantiosos pagos del ayuntamiento porteño presidido por Víctor Carranza Rosaldo, compadre de la titular de la Sener. La empresa Consultora Integral en Políticas Sociales y Estudios Estratégicos –registrada por Vázquez hace cuatro años ante un notario de la Ciudad de México–, también recibió contratos del alcalde de Agua Dulce, Sergio Lenin Guzmán Ricárdez, otro incondicional de Nahle.

Como directora de Comunicación Social de la Sener recibía un sueldo bruto mensual de 136 mil 746 pesos. Pero el 23 de mayo de 2020 usó en Twitter la cuenta oficial de la dependencia para difundir que “los ataques al Gobierno de México y al presidente López Obrador, Rocío Nahle, Luisa María Alcalde e Irma Eréndira Sandoval y a sus familias sólo son resultado de una bestia herida de muerte”, cita Pascal.

El mensaje fue retirado y Nahle tuvo que disculparse porque, dijo, la cuenta “se usó inapropiadamente”. ¿Volverá a deslindarse de su exvocera o están en sintonía?


Más columnas

Eduardo Izquierdo Segura

Raso y Colocado

Columna: Paty Morán, una mujer exitosa que no tiene límites, motiva a jóvenes y adultos a través de talleres y pláticas



Jorge  Yunis Manzanares

Silverio Quevedo Elox