Cobertura-Elecciones-2021

JG-UV: buena señal



Desde que en agosto de 1997 fue electo el doctor Víctor Arredondo como primer rector autónomo de la Universidad Veracruzana –pues hasta diciembre de 1992 Patricio Chirinos fue el último gobernador que ejerció la facultad constitucional de nombrar directamente a esta autoridad universitaria, nombramiento que en esa ocasión recayó en el desaparecido exdiputado local Emilio Gidi–, los nueve miembros de la Junta de Gobierno en turno han conducido de manera impecable el proceso de sucesión en la Rectoría de la UV a pesar de las presiones externas que en su momento han pretendido ejercer algunos grupos de poder.

Arredondo, por ejemplo, quien hace 24 años salió de la Dirección de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública, fue designado pese a que no era apoyado por el titular de la SEP, Miguel Limón Rojas, ni era bien aceptado en Veracruz por el régimen chirinista, ya que el poderoso secretario de Gobierno, Miguel Ángel Yunes Linares –promotor de la reforma democrática que sorpresivamente decretó la autonomía universitaria, y fuerte aspirante del PRI a la gubernatura en 1998–, respaldaba al rector saliente Gidi Villarreal para dejar como sucesor a Octavio Ochoa Contreras, a la sazón director de Planeación Institucional de la UV.

Posteriormente, en agosto de 2005, la designación de Raúl Arias Lovillo fue prácticamente una ratificación de mero trámite, ya que al exsecretario académico le tocó concluir en la Rectoría el segundo periodo de Arredondo, quien en diciembre de 2004 fue nombrado secretario de Educación de Veracruz. En 2009 el economista coatepecano se reelegió sin mayor problema.

Sin embargo, en 2013, Arias quiso imponer a su secretario académico Porfirio Carrillo, y el gobernador Javier Duarte aparentemente impulsaba a Arredondo, quien pretendió reelegirse. Inclusive, el día de su registro, miércoles 14 de agosto, se hizo acompañar por cuatro exrectores, quienes acudieron a la sede de la Junta de Gobierno para pronunciarse a favor de su candidatura. Pero dos días después el extitular de la SEV fue descartado oficialmente ya que los cinco finalistas fueron Carrillo Castilla; Manlio Fabio Casarín, director de la Facultad de Derecho; Leticia Rodríguez, secretaria de la Rectoría; el investigador académico Francisco Monfort, y la directora del Museo de Antropología de Xalapa, Sara Ladrón de Guevara.

Según trascendió, la opinión del exrector de la UNAM, José Sarukhán, fue determinante como miembro de la Junta de Gobierno, pues se inclinó por la antropóloga porque garantizaba más preservar la autonomía de la UV. Ayer se dio a conocer oficialmente la primera lista de los 13 aspirantes a la Rectoría de la UV que cumplieron con los requisitos estipulados en la convocatoria emitida la semana antepasada. Y la gran sorpresa fue el descarte, en esta primera etapa, del consejero del Instituto Nacional Electoral, José Roberto Ruiz Saldaña, quien desde hace un par de meses había emprendido una intensa campaña mediática y se le señalaba como el presunto candidato de un grupo político ligado al gobierno de la 4T.


Más columnas

Raúl López Gómez

Los tiempos difíciles

Columna: Raúl López Gómez


Francisco Blanco Calderón

Oposición, sin proyecto ni rumbo

Columna: Francisco Blanco Calderón




PUBLICIDAD


PUBLICIDAD