Cobertura-Elecciones-2021

Gestión ambiental compromiso de todos

Columna: Enrique Haro Belchez



La Gestión Ambiental se refiere a un proceso que comprende determinadas funciones y actividades las cuales se deben llevar a cabo con el fin de lograr objetivos como, proteger y preservar el medio ambiente, combatir el cambio climático y mejorar la calidad de vida de los seres humanos, por mencionar algunos.

Es una herramienta de carácter voluntario que ayuda a tener un control de los recursos que se utilizan día con día y así cumplir con objetivos tanto individuales como generales, benéficos para el planeta y el medio ambiente.

Si bien, el interés por implementar una gestión ambiental es de carácter voluntario se encuentra en diversos grupos de la sociedad como el Estado, empresarios, sociedad civil, ambientalistas y especialistas.

Esto no quiere decir que únicamente estos grupos pueden ejercer una gestión ambiental. Sino que, en la actualidad, el estado de nuestro planeta es crítico y todos debemos estar informados de ello y actuar de la forma en la que nos sea posible.

Por lo que la gestión ambiental se debe entender como una estrategia o plan de acción con el que se intenta organizar las actividades humanas de forma que impacten lo menos posible en el medio ambiente, buscando así un desarrollo sostenible y un equilibrio entre los intereses económicos y materiales del ser humano, y la conservación del medio ambiente, sin el que no podemos sobrevivir.

El concepto de la gestión del medio ambiente es muy amplio e incluye diferentes campos sobre los que actuar. En este sentido entran en juego las políticas ambientales, directrices públicas y/o privadas de los grandes temas ambientales internacionales, regionales, nacionales y locales. Entre las principales cabe destacar las siguientes: ordenamiento territorial, para la distribución de los usos del territorio de acuerdo con sus características; evaluación del impacto ambiental, para considerar medidas correctivas, compensatorias y protectoras de los potenciales efectos adversos; contaminación, para conocer los efectos provocados por los distintos elementos y formas de energía; Vida silvestre y ecosistemas, con el objeto de conservar la biodiversidad; educación ambiental y paisaje, para la reducción del impacto medioambiental derivado de la actividad del hombre.

Implementar un sistema de Gestión Ambiental no solo nos llevará a un ahorro de recursos naturales y una disminución de emisiones atmosféricas, sino que, comenzar a poner en práctica proyectos sostenibles es una gran oportunidad para crear beneficios económicos y mejorar nuestra calidad de vida.

La gestión ambiental puede aplicarse desde empresas hasta sociedades, y sus objetivos son reducir el impacto de la actividad humana en la naturaleza, respetar y favorecer la biodiversidad, implementar el factor ambiental entre las líneas de competitividad de las empresas y mejorar la legislación y conciencia social.

Evidentemente, perseguir estos objetivos tiene un costo en recursos humanos y materiales que no todas las empresas o gobiernos están dispuestos a asumir, siendo este el principal problema que la gestión ambiental enfrenta.

Una correcta gestión ambiental, tiene que ser un compromiso de todos, tanto en la sociedad en general, como en las acciones de responsabilidad social de las empresas, para un cambio de las actitudes del hombre frente a su entorno, y hacia una mejor comprensión y solución de los problemas ambientales.

#CambiaUnaAcciónCambiaTodo.


Más columnas

Enrique Haro Belchez

Gestión ambiental compromiso de todos

Columna: Enrique Haro Belchez



Mario Zepeda


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD