Columnas
buscar noticiasbuscar noticias

Don José, coreanos, las escolleras y areneros Segunda parte

Don José, coreanos, las escolleras y areneros

Don José, coreanos, las escolleras y areneros    Segunda parte

El 27 de mayo del 2012 entrevisté a don José de la Cruz Brown, quien fuera vecino del glorioso barrio Las Escolleras, que se ubicaba en la parte norte-este, en la rivera del río Coatzacoalcos.

¿En ese tiempo cuando era niño, como recuerda era esa parte del río Coatzacoalcos? ¿había playas? “Bueno, había un playón al lado de la panadería. Ahí los pescadores los amarillos, los blancos y los azules, tiraban sus redes y agarraban mucho pescado, ya que había mucho. Veía como tiraban sus redes desde las piraguas, ahora ya no hay piraguas. ¿usted veía cómo pescaban? “sí y también ayuda a jalar las redes.

Luego me daban un robalo de seis kilos y, con eso teníamos para darle vuelo a la hilacha. Lo hacíamos en calditos”.

Don José, coreanos, las escolleras y areneros    Segunda parte
  •  José de la Cruz Brown

¿Qué más veía en esa parte del rio? “Que no había escolleras. Solo había vías para que el tren que llegaba con las piedras que traían de Cerro Azul, de Salina Cruz y otros lados, para hacer Las escolleras del rio”.

“Luego en 1941 tuve que irme de aquí a Ciudad del Carmen. Para aprender el oficio del torno. Me ausente como cuatro o cinco años de aquí, Después mi mamá compró un terreno en la tercera de Cuauhtémoc e hizo una casa, ahí crecí con todos mis hermanos.

¿Qué recuerda de esa parte norte del puerto? “que jugaba con los muchachos o palomilla de las escolleras, así se hacían llamar. Y ahí conocí a mi esposa, quien en ese tiempo también era muy joven, era hija de padres coreanos. Quién iba a decir que con el tiempo nos casaríamos todo era muy bonito”.

¿Qué más recuerda? ¿Cómo era o había en esa parte de Coatzacoalcos? “Que había muchos médanos, de arena, y familias coreanas, por eso también el lugar le decían la colonia coreana.

Asimismo, conocí la famosa tiendita de don José el toro, que vendía raspados de coco con leche y de otras frutas. Ninguna calle estaba pavimentada. Todo era pura arena y monte. Igualmente, por la orilla del rio estaban los aserraderos...”

  • Continuará
  • Si usted es persona mayor, originaria de este puerto de Coatzacoalcos o llegó muy joven, platíquenos sus vivencias. Entrevistas con: Ing. y LMI David Caba Vinagre, davidvinagre52@hotmail.com, WhatsApp 921-2684397.   
Suscribete a nuestro boletinEmail
Suscribete a nuestra lista de difusión de WhatsappWhatsapp
Suscribete a nuestro canal de TelegramTelegram
Suscribete a nuestro de Armonia y bienestar Armonia y bienestar

×