Cobertura-Elecciones-2021

Habitantes de la San Silverio reviven zozobra tras sismo de 7.1

Siete de septiembre es una fecha en la que varios vecinos de la colonia San Silverio sufrieron además del terrible susto por los sismos, daños estructurales en sus viviendas, donde muchas tuvieron que ser demolidas y con sus recursos, edificar nuevas sin recibir apoyo alguno por parte de las autoridades de hace cuatro años.

“Quedé histérica con ese temblor de hace cuatro años, sentí muy feo, sabe Dios me sacaron de ahí”, señalaba doña Tomasa Jiménez Reyes quien padeció el hundimiento de su casa que posteriormente fue demolida.

Habitantes de la San Silverio reviven zozobra tras sismo de 7.1

“Todavía estoy, pero mi viejito se fue con la depresión de la casa, ya que me decía ‘Ya no te puedo hacer tu casa porque estoy grande’ y el mismo año murió Isidro Cruz Mateo”, agregó doña Tomasa Jiménez quien en el mes de febrero se pasó a la nueva casa que lograron reconstruir a base de préstamos que solicitaron.


PUBLICIDAD

SE PARTIÓ SU CASA

Otro caso fue el que vivió la familia Zuleta Frías, luego de que la casa ubicada en 15 de Mayo 311 de la colonia San Silverio, donde vivía don Ricardo Ariel Zuleta Fabiel, con Luz María Frías Jiménez y su hija Claudia Guadalupe Zuleta Frías, sufrió la caída de paredes y del baño, tras hundirse parte de la casa.

Doña Luz María Frías recuerda como quedó su casa hace cuatro años, pero a pesar de todo lo que padecieron, no recibieron apoyo por parte de las autoridades de ese tiempo.


PUBLICIDAD

“Nos dijeron que no calificábamos y que teníamos que demoler la casa, por lo que nos fuimos a 10 de Noviembre sin número de la misma colonia San Silverio, donde estamos en una vivienda que poco a poco vamos construyendo, por lo que aún no contamos con piso firme”, refirió doña Luz.

En el 305 de la calle 15 de Mayo, vive doña Teresa Meza Sánchez, quien al igual que muchos de sus vecinos, sufrieron ese 7 de septiembre del 2017, pero en esta ocasión revivieron esa zozobra.

“Vivo con temor de que no se vaya a venir la casa encima, ayer volví a vivir esa amarga experiencia y tengo mucho miedo”, dijo doña Teresa Meza que vive en la casa junto a otras cinco personas, quien sigue aguardando el apoyo gubernamental.

NO ME APOYARON Y POCO A POCO HICE OTRA CASA


PUBLICIDAD

Doña Luz María Aguilar, homónima de la actriz, continuaba dando paladas para esparcir arena en el terreno donde estaban los restos de lo que fue su casa previo al sismo.

“Ahí esta parte de mi casa y como me dijeron que no calificaba, tuve que aplicarme para hacer mi nueva casita”, mencionó doña Felicitas, mientras que al fondo un pequeño perro chihuahueño ladraba.


PUBLICIDAD

“Mire, ahí están partes de la casa, la que se tuvo que tirar tras el sismo y ayer volvió a vivir lo mismo, el temor de poder perder todo de nueva cuenta”, dijo doña Luz María Aguilar.

SE BRETARON LAS PAREDES

En la vivienda de María Felícitas Jiménez Ostoa, donde viven siete personas, entre ellas dos menores de edad, el sismo más reciente, ocasionó bretaduras en el piso y la separación entre las paredes y el piso, mismo que tiene una grieta del sismo del 2017.

“Sentí mucho susto, ya que estábamos acostados y pensé que era mi marido el que movía la cama, hasta que nos dimos cuenta que estaba temblando y mire como dejó el piso separado de las paredes, además de las grietas, esas que son nuevas, ya que a mitad del piso está una más grande pero esa es de hace cuatro años”, señalaba la joven que cargaba a su pequeña hija de cinco meses.

Así las historias tras los sismos del día 7 de septiembre, con un espacio de cuatro años, pero los generaron tremendo susto y daños a los habitantes de la colonia San Silverio.



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD