Cobertura-Elecciones-2021

Adicción al Wifi

En la casa, en la escuela, en la calle, en la fiesta, "platicando" con los amigos, comiendo, y hasta durmiendo, el móvil ha pasado de la necesidad a la dependencia más enfermiza.

Adicción al Wifi

Con tantas aplicaciones y plataforma resulta difícil despegar la mirada de la pantalla, se torna un placer que conlleva recompensas, al navegar por mares de tanta información, imágenes, hashtags, chats y videos...


PUBLICIDAD

Las nuevas tecnologías llegaron para quedarse, y se tornan necesarias para muchas actividades, pero el mal uso o el uso excesivo que muchos hacen de éstas, ha disparado las consultas con los terapeutas y muchos problemas interpersonales con sus seres cercanos.


PUBLICIDAD

La adicción al wifi genera en muchas personas algunos síntomas parecidos a los del alcohol o el cigarro, pues los mecanismos que la sustentan, que la activan y que la mantienen son similares:

· Sensación de relajación y placer al usarlo.


PUBLICIDAD

· Consumo compulsivo de dispositivos, plataformas y más de 24 horas de uso. El adicto no controla, el móvil mueve los hilos. 


PUBLICIDAD

· Los hábitos de vida se alteran: familia, trabajo, ejercicio, convivencias, paseos, actividades, rutinas, hobbies que se modifican para pasar más tiempo junto al Smartphone; vivir fuera de él, imposible. 

· Olvidarlo en casa crea ansiedad, frustración, irritabilidad, nerviosismo, dolor de estómago y hasta taquicardia. 

La adicción al móvil ya es una condición reconocida, y como tal incluye tratamiento médico, de interacción, de terapia individual, y de autocontrol.

Afuera del wifi hay bastante vida, amigos, lecturas, charlas prolongadas. Trata de encontrar un equilibro saludable, o busca ayuda profesional, pues es posible romper con ese ciclo que aísla y daña relaciones.



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD