Mundo
Alarma por un mar de algas entre África y el Caribe que crece gracias a fertilizantes
África | 2019-07-05 | Staff Imagen del Golfo
/

El Caribe puede enorgullecerse de disponer de algunas de las mejores playas del mundo entero. Pero una plaga de algas que empezó a emerger a mediados del 2011 puede cambiarlo todo. Se trata de sargazo, una alga de color marrón.

Crece en aguas tropicales y suele establecer sus raíces en el fondo del mar, pero hay especies que flotan por las aguas. Puede crecer varios metros y, a medida que aumenta en tamaño, sus tallos se entrelazan entre ellos como una red.

Una vez en la playa, el sargazo debe retirarse cuanto antes. De lo contrario se descompone por acción de bacterias que consumen el oxígeno del agua, lo que mata a animales que viven en ella, mientras su rastro oscuro bloquea la luz solar por lo que elimina la vida del suelo marino.

Además, acaba con el tono turquesa del Caribe, fenómeno que podría ser irreversible pues se desconoce si este ecosistema puede reciclar los desechos, desprende un olor fétido y hasta se pueden convertir en una barrera que impide a las personas ingresar al océano. Desde el estado de Florida (EE.UU) hasta la isla Margarita (Venezuela) ya se dieron muchos casos de este último escenario. 

El mar de los sargazos original está ubicado al este de los Estados Unidos y al noroeste de Cuba. Ahora, los satélites de la NASA localizaron uno nuevo cuyo origen aún no se pudo esclarecer, aunque se cree que su crecimiento fue impulsado por fertilizantes tanto naturales como artificiales. Un estudio, publicado en la revista Science y que consistió en 19 años de observaciones, precisó que cada año surgen millones de sargazos en el Atlántico central, muy lejos del mar original. Movidos por las corrientes marinas, se desplazan desde África hasta el Caribe. Este nuevo mar surgió a mediados del 2011 y el año pasado alcanzó los 8.850 kilómetros formado por 20 millones de toneladas de biomasa vegetal.

"Antes de 2011, ya había pequeñas cantidades de sargazos en el Atlántico tropical, pero no desarrollaron proliferaciones masivas hasta ese año", expuso el profesor de Oceanografía Óptica de la Universidad del Sur de Florida (EE UU) y coautor del estudio, Chuanmin Hu. Los autores del estudio creen que la clave del crecimiento de esta alga está en los sedimentos del Atlántico.

Después de, analizar la media anual de deforestación desde 2000, el aumento del consumo de fertilizantes en Brasil y muestras del nitrógeno y el fósforo en el margen oeste del Atlántico central esitman que la desembocadura de grandes ríos cargados de nutrientes -desechos de actividad humana-, la desertificación y el calentamiento global, propician su proliferación. "Tiene más nutrientes que el mar de sargazo original, encima de eso están los problemas de deforestación en África y en Sudamérica", explica Brigitta Van Tussenbroek, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Por la plaga de sargazo, hay una escasez de actividad en varias playas de la Riviera Maya, como la de Tulum. Salvo aquellos turistas que están dispuestos a nadar unos 50 metros mar adentro o los que pagan un paseo en bote para alcanzar aguas claras, el resto no entra en contacto con el océano. La Red de Monitoreo del Sargazo Cancún publicó en Facebook un video en el que se puede ver el avance de esta alga en las costas mexicanas.

La explosiva escalada de este microorganismo amenaza con dañar irreversiblemente este ecosistema del sureste de México y convertirlo en un pantano pestilente. El fenómeno también afectó otros puntos del Caribe como Barbados, Guadalupe y Bonaire. En junio, se anunció que México va a invertir unos 2,7 millones de dólares para combatir el sargazo en una estrategia que incluye la construcción de barcos especiales.

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2018