sas.cmd.push(function () { sas.render("20802"); // Formato : RichMedia 1x1 });
sas.cmd.push(function() {sas.render("43863"); // Formato : 970x90 970x90});
Diario del Istmo
Regional

Jícaras, la alternativa natural del vaso desechable

Con un taller de curado de jícaras para convertirlas en vasijas, abuelos de Xumuapan buscan mantener viva esta tradición.

Cosoleacaque | 2019-12-01 | Staff Imagen del Golfo
1 /
Jícaras, la alternativa natural del vaso desechable
Para tomar el popo, pozol, el quelite, el café y cualquier otro alimento liquido, la jícara es de gran utilidad.
2 /
Jícaras, la alternativa natural del vaso desechable
3 /
Jícaras, la alternativa natural del vaso desechable

Diario del IstmoDiario del Istmo

Abuelitos de Zaragoza recorren municipios del sur para impartir talleres a las nuevas generaciones sobre cómo realizar el curado de las jícaras o jícaros  y convertirlos en vasijas naturales que remplacen los vasos y platos desechables que tanto contaminan al planeta.

 

Durante estos días le correspondió al municipio de Cosoleacaque recibir a los longevos que promueven el uso de xicalí, un fruto redondo, liviano, leñoso, liso y resistente, el árbol sagrado de los mayas, la Crescentia alata o cujete, arbusto que crece  hasta 14 metros de altura sobre todo en este esta región. 

 

“Si no hay vasos o si queremos reducir el consumo, aquí podemos tomar nuestro café, el popo, el quelite, chipile, el frijol, sirve mucho y no  es contaminable, es ahumado no guarda olores, lo de adentro también sirve para hacer vino, medicina natural. Todo se puede aprovechar”, contó uno de los viejecitos originarios del pueblo de Xumuapan.

 

Explicó que con la ayuda de una segueta logran partir el recipiente, le sacan la semilla y la van limpiando, sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias son utilizadas para aliviar tos, asma y tuberculosis, entre otras, en jarabe o infusión preparados con la flor y el fruto, o bien, el fruto macerado en vino tinto o blanco.

 

Muchas de las personas lo utilizan para diarreas, alopecia, susto, indigestión y úlceras, dolor de oído, padecimientos hepáticos y renales, insomnio y hernias inguinales y se usa como antídoto para mordedura de serpientes. Mientras la medicina moderna ve en el epicarpio del jícaro una opción natural para implantes craneales.

 

Estudios científicos confirman que su corteza es fuente viable para elaborar etanol no tóxico sobre distintos organismos vivos, y se busca aprovecharlo para fabricar un mejor carbón. Es por ello que los abuelos de Zaragoza desde siempre han inculcado el uso de este recurso natural.

sas.cmd.push(function() {sas.render("7846"); // Formato : Medium Rectangle 300x250});
  • Lo último
  • Lo más leído
googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1574984009295-0'); });
Diario del Istmo

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2019

Diario del Istmo

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2019