Entre zancos y malabares, buscan el sustento

Unos zancos, un monociclo y sobre todo la coordinación para hacer los malabares, son elementos importantes para atrapar por unos segundos la mirada de los automovilistas, pasajeros o cualquier transeúnte en el bulevar Institutos Tecnológicos y con ello poder ganarse unos cuantos pesos.

Entre la cotidianidad de la ciudad, bajo los incesantes rayos de sol, en el ir y venir de las personas, dos jóvenes aprovechan el alto del semáforo que se ubica frente a conocido negocio de alimentos, para mostrar el equilibrio y manipular diversos objetos entre ambos.

Entre zancos y malabares, buscan el sustento

Luego del mini acto, ambos comienzan a desplazarse entre las decenas de automovilistas para ver si alguno de ellos pudiera regalarles una moneda y regresar a casa con algo de dinero.


PUBLICIDAD

Para quienes se autoemplean en los cruceros cada vez usan más el ingenio para que la gente pueda desprenderse de una moneda por más pequeña que esta sea, ante la crítica economía que predomina y que ha tomado fuerza durante la contigencia.


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD
Descarga Versión Digital



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD