Cobertura Qatar 2022

En Agua Dulce, Juan hace de su artesanía una pasión

En Agua Dulce, Juan hace de su artesanía una pasión

Juan Chapuz Tique, dedica su tiempo libre a una de sus más grandes pasiones, la de construir con madera coches y autobuses de modelos antiguos, los cuales algunas de sus creaciones ya se exponen en las salas de la Unión Americana.

Narró que cuando tenía 8 años, quedó sorprendido al abordar un autobús Ford del año de 1950, por lo que tuvo el deseo de construirla con sus propias manos;  primero creó las plantillas en papel que posteriormente remplazó con madera.

Durante décadas logró perfeccionar su técnica, por lo que ahora en dos días, puede fabricar cualquier tipo de vehículo a escala, detalló que todo el procedimiento es a mano y no requiere de ninguna maquina, incluso, las llantas son elaboradas del mismo material y lijadas hasta lograr la forma circular del neumático.

El trabajo del artesano Chapuz Tique, comienza desde la búsqueda de la madera, para ello, en los meses de marzo y junio  adquiere en los mercados los huacales donde transportan la uva que proviene de los países de Perú o Chile, la cual es de más alta calidad que la mexicana al considerarse una fruta de clase premium.

La madera es similar a un triplay que no tiene imperfecciones y puede manejarse como el artesano lo desea, para lo cual solo utiliza una segueta de pelo, caladora y una hoja de lija.

Las piezas de Chapuz Tique son únicas, por eso, los coches a escala han sido comprados por turistas nacionales y extranjeros.

El juguete de madera también le piden los adultos son los tráileres, que se adornan en la caja con el logotipo o letras de su equipo favorito, personaje de televisión o incluso hasta del partido político que simpatizan.

Detalló que el precio de estos coches van desde los 200 hasta 400 pesos y generalmente las piezas que fabrica son por encargo, por lo que solo cumple con las especificaciones del cliente.

El artesano labora en el área de sanitarios del mercado Benito Juárez de la colonia Centro, pero en sus ratos de esparcimiento fabrican los coches; actualmente realiza un camión repartidor de conocida empresa refresquera pero de la década de los años cuarentas.

Las personas que deseen este tipo de juguetes de madera, pueden visitar a su creador en la segunda planta de la central de abasto.