Veracruz ardía mientras el Z 40 convivía en restaurantes con políticos

Los nexos de Miguel Ángel Treviño Morales, alias el Z 40, con funcionarios del Gobierno de Veracruz, principalmente con el de Javier Duarte al inicio de su gestión, disparó las desapariciones y asesinatos en Xalapa, Veracruz Puerto, Coatzacoalcos, Orizaba, Córdoba, ciudades en las que el ex líder de Los Zetas mantenía operaciones, admitió el escritor y especialista en temas de seguridad y narcotráfico Ricardo Ravelo

Mientras Veracruz "ardía" primero por la irrupción de Gente Nueva, del Cártel de Sinaloa, y posteriormente por Los Matazetas, brazo armado de élite del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), Treviño Morales departía con funcionarios veracruzanos. “Incluso mantenía reuniones en restaurantes con políticos”, detalló a Imagen del Golfo Ricardo Ravelo.  

Veracruz ardía mientras el Z 40 convivía en restaurantes con políticos

Si bien existe la versión sobre las reuniones de el Z 40 con políticos de Veracruz, no se precisa exactamente en qué ciudades ocurrió, advirtió Ricardo Ravelo.


PUBLICIDAD

A partir de que inició su gobierno Javier Duarte, el Z 40 estuvo muy activo en Veracruz, aseguró Ravelo, en el apogeo de su poder en la entidad antes de ser desplazado por el CJNG. En la entidad Mauricio Guízar Cárdenas, alias El Amarillo  o Z 200Marco Jesús Hernández Rodríguez y/o Marcos Jesús Ruíz RodríguezEl Chilango, José María Guízar Valencia, Z-43, Alfredo Cruz Díaz, El Destroyer, Carlos Carranza, El Ñaca, así como El Moca, El Fierro, el  20, El Manitas o Báker, Java Díaz, El Shakira, eran sólo algunos de sus operadores, más otros mandos en la zona centro y sur de Veracruz  que desertarían para pasarse a las filas del CJNG.

imagen-cuerpo

DECÍA CONTROLAR A LA POLICÍA DE VERACRUZ


PUBLICIDAD

Conversaciones telefónicas intervenidas por la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) revelaron en su momento que Miguel Treviño Morales se jactaba de tener el control de la Policía Ministerial de Veracruz desde el gobierno de Fidel Herrera Beltrán.

De acuerdo con Reforma, el expediente 08-057 de la Corte Federal del Distrito de Columbia indicó que durante años la DEA intervino las comunicaciones entre los mandos de Los Zetas, como Heriberto Lazcano, Miguel Ángel Treviño Morales, Jorge Eduardo Costilla, El Coss, y Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta.

Una conversación del 26 de marzo de 2007, entre El Z 40 y Samuel Flores, El Metro Tres, exhibió a los presuntos narcotraficantes planeando el envío de un cargamento de mariguana en Veracruz.

Según el expediente, Treviño Morales encargó a Flores Borrego conseguir algunos "camiones cerrados" para el flete, ya que él tenía "el control de la Policía Ministerial por todo el estado de Veracruz".


PUBLICIDAD

Por esas fechas, era ya uno de los altos mandos del Cártel del Golfo en Veracruz, al que pertenecían Los Zetas. La DEA también reveló que el 8 de mayo de 2007 interceptó otra conversación de  El Metro Tres con Mario Ramírez Treviño, El X-3, uno de los últimos líderes del Cártel del Golfo. En dicha llamada, hablaron sobre la aprobación y gestión del capo Jorge Eduardo Costilla Sánchez del pago de un soborno de 2 millones de dólares a "funcionarios gubernamentales mexicanos".

La contabilidad de Los Zetas era rigurosa, pues el 10 de abril de 2007 Carlos Cerda González, El Puma, le llamó a El Hummer para recordarle que le debía 55 mil dólares de unos kilos de cocaína que le había entregado en noviembre de 2006; el ex militar revisó los registros y reconoció que había dicho, por lo que se puso de acuerdo con él para pagarle, citaron medios nacionales.


PUBLICIDAD
Descarga Versión Digital

El ADN de el Z 40 persiste entre los grupos criminales de Veracruz: el Cártel del Noreste, ligado a su sobrino Juan Gerardo Treviño Chávez, acecha territorios dominados por organizaciones criminales rivales en la zona petrolera del sur de Veracruz. La autodenominada ‘Tropa del Infierno’ amaga con disputar el control de Coatzacoalcos y Minatitlán al CJNG y a células mermadas de Los Zetas, advirtió Ravelo

También se han infiltrado, con un bajo perfil, en la zona centro del estado de Veracruz, en municipios como Córdoba, y en el Papaloapan

‘En el sur de Veracruz, estamos hablando de la zona petrolera, CoatzacoalcosMinatitlán y toda esa zona hasta Tabasco, es en la que opera el Cártel del Noreste. Hay algunas células en Córdoba y la Cuenca del Papaloapan. Pero ahí dividen fuerzas con Cártel de JaliscoCártel de Jalisco está muy presente en los ayuntamientos panistas’, aseguró el especialista en temas de crimen organizado. 

El líder máximo de la ‘Tropa del Infierno’ en Veracruz sería precisamente Juan Gerardo Treviño Chávez, también conocido como 'El Huevo', miembro más antiguo de otro grupo criminal Los Treviño, con larga historia en Nuevo Laredo. Hasta ahora no hay reportes de un enfrentamiento frontal entre el Cártel del Noreste y el Cártel de Jalisco en Veracruz

imagen-cuerpo



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD