sas.cmd.push(function () { sas.render("20802"); // Formato : RichMedia 1x1 });
sas.cmd.push(function() {sas.render("43863"); // Formato : 970x90 970x90});
Diario del Istmo
Nacional

Mediante redes sociales, llueven acusaciones contra sacerdote de Tolome

Paso de Ovejas | 2019-12-11 | Imagen del Golfo
Mediante redes sociales, llueven acusaciones contra sacerdote de Tolome
Martín Santillán
Diario del IstmoDiario del Istmo

A través de redes sociales una joven denunció abuso sexual por parte de Martín Santillán, el párroco de la comunidad de Tolome, en Paso de Ovejas, que cobró notariedad en días pasados por discutir acaloradamente con una feligrés, quien lo calificó de grosero y oficiar misa en estado de ebriedad.

 

Ahora, vía Facebook, una chica narró el infierno que pasó a la edad de 14 años cuando el cura Martín Santillán recorriá las iglesias de los pueblos en Veracruz.

 

Necesario que la Iglesia y las autoridades investiguen el caso, pues aunque no hay una denuncia formal y todo se ha ventilado a través de redes sociales, es una alerta ante posibles abusos contra niñas y niños.

 

Texto íntegro de la cuenta de Facebook de Yadhira ‘X’:

 

Hoy desperté, abrí Facebook y vi un video que tenía de título “por eso no voy a misa” me dio curiosidad y lo abrí, al ver de quien se trataba, se me salieron las lágrimas.

 

Como ustedes saben yo viví muchos años con las madres (las cuales amo demasiado) todo estaba perfecto hasta que hubo cambio de sacerdote, yo tenía 14 años, todos estábamos muy nerviosos, pues no sabíamos como sería el nuevo “padre”.

 

Pasaron unas semanas y todo iba bien, hasta que en un momento lo escuché decir una grosería, no le tomé importancia, pues a cualquiera le puede suceder, pero conforme pasaba el tiempo, él era más y más constante con sus groserías, había veces que yo lo ayudaba en algunas cosas en la iglesia y si no hacía algo bien, me decía “pendeja” “burra” “tonta” y cosas así, la verdad se me hacía extraño escucharlo de un “sacerdote”.

 

Tiempo después él ya decía groserías cuando daba misa, algunas personas se ofendían y otras solo se reían, muchas veces escuché como agredía a la gente, y nadie le decía nada.

 

Él tenía que dar misa los domingos en diferentes pueblos y necesitaba que alguien le ayudara a pasarle las cosas o simplemente a acompañarlo, en varias ocasiones le decía a las madres que lo acompañaran y aveces iba una madre y yo.

 

Todo bien, hasta que una vez ninguna de las madres podía acompañarlo y me preguntaron si quería ir con él, y yo acepté, (nunca imaginé lo que pasaría).

 

Cuando íbamos en camino el me empezó a tocar los cachetes y me decía “hay que gordita” (no le tomé importancia) después me tocó el abdomen y me seguía diciendo cosas así (en ese momento ya me sentía extraña) y de un momento a otro me empezó a tocar los pechos, volteé a verlo asustada y me dice “hay me equivoqué”, me dio demasiado miedo no sabía que hacer.

 

En ese momento no le dije nada a nadie pues aunque estaba asustada, yo creía realmente que me había tocado por error.

 

En varias ocasiones después, pasó lo mismo, ahora no solo me tocaba los pechos, también las piernas y demás. Y ustedes dirán “¿por qué no decías nada?” “¿Por qué accedías a ir?”, yo pensaba que nadie me creería ¿cómo es posible que un “padre” pudiera hacer eso? Lo pensaba y lo pensaba y se me hacía muy difícil que alguien me creyera, yo seguía yendo, intentaba subirme en la parte de atrás del carro pero él me decía que no, varias ocasiones iba tomado.

 

Yo ya estaba harta de eso, ya no quería acompañarlo, no sabía como explicar algo “incrédulo”, hasta que lo pensé muy bien y le dije a mi mamá que ya no quería estar con las madres, (era la única salida que yo encontré) y así fue como logré salir, si yo no me hubiera ido, no se que habría pasado, nunca dije nada, me siento culpable porque no se si esto se lo está haciendo a alguien más.

 

Su nombre es Martín Santillan, Parroco de Tolome, Veracruz.

 

Solo lo comparto para que vean que las apariencias engañan, tengo miedo al decir esto por que hay gente que lo defiende demasiado, pero también me siento bien por poder expresarlo.

sas.cmd.push(function() {sas.render("7846"); // Formato : Medium Rectangle 300x250});
  • Lo último
  • Lo más leído
googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1574984009295-0'); });
Diario del Istmo

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2019

Diario del Istmo

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2019