"Una dosis de la vacuna de Pfizer ofrece protección de 65% contra COVID"

Una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech ofrece dos tercios de protección contra COVID-19, según indican datos vistos por el Gobierno del Reino Unido.

Los primeros resultados del programa de vacunación del Reino Unido, que se darán a conocer en los próximos días, muestran que la primera dosis redujo el riesgo de infección sintomática entre los pacientes en un 65 por ciento en los adultos más jóvenes y en un 64 por ciento en los mayores de 80 años, dijo una persona familiarizada con el asunto.

Una dosis de la vacuna de Pfizer ofrece protección de 65% contra COVID

Los datos, publicados por primera vez por el periódico The Sun, muestran que con dos dosis de la vacuna de Pfizer la protección se eleva a entre el 79 por ciento y el 84 por ciento, dependiendo de la edad. La vacuna de AstraZeneca ofrece una protección similar, según el periódico.


PUBLICIDAD

Aunque los resultados de eficacia son inferiores a los encontrados en los ensayos clínicos de Pfizer, es probable que el Gobierno de Boris Johnson aplauda los primeros datos de aplicación real (fuera de un estudio) del Reino Unido como un impulso significativo a sus esfuerzos por inmunizar a la población. El éxito de la vacunación masiva es clave para las esperanzas del Gobierno de reabrir la economía tras meses de bloqueo.

Más de 12.6 millones de personas en el Reino Unido han recibido hasta ahora sus primeras dosis de la vacuna de Pfizer o de la de Oxford-AstraZeneca, según los últimos datos publicados este martes. Esto incluye a más del 90 por ciento de los mayores de 80 años.

Johnson se ha fijado el objetivo de inmunizar a casi 15 millones de personas antes del 15 de febrero, centrándose en los grupos más vulnerables y sus cuidadores. Después de eso, su equipo estudiará cuándo y cómo empezar a levantar el tercer cierre nacional del Reino Unido, que ha estado en vigor durante el último mes y ha agravado el daño económico ya hecho por la recesión más profunda del país en más de 300 años.


PUBLICIDAD

A partir del 8 de marzo, los colegios podrían empezar a reabrir, y a continuación se relajarían otras restricciones. Pero, aunque el despliegue de vacunas en el Reino Unido es uno de los más avanzados del mundo, la única gran duda es si las vacunas seguirán siendo eficaces contra las nuevas cepas del coronavirus.

Esta semana, Johnson encabezó los esfuerzos sobre asegurar al público que las vacunas seguirán funcionando para prevenir la enfermedad más grave y la muerte de la variante sudafricana. A algunos científicos les preocupa que la cepa esté mucho más extendida en el Reino Unido y pueda hacer fracasar el plan de levantar las restricciones.

Los datos del despliegue en el mundo real de las dos vacunas que usa el Reino Unido serán fundamentales para determinar la rapidez con la que el Gobierno puede empezar a suavizar el confinamiento.

Paul Hunter, profesor de medicina de la Universidad de East Anglia, dijo que los primeros resultados eran "bastante sorprendentes" y que creía que sería posible levantar gradualmente las restricciones, empezando por las escuelas a principios de marzo.


PUBLICIDAD

"Si estas cifras se confirman, son muy tranquilizadoras", dijo Hunter a The Sun. "Si se consigue un 65 por ciento de protección después de tres semanas con ambas vacunas, entonces creo que es realmente bueno".

El Gobierno ha desplegado más pruebas de COVID en partes de Lambeth, al sur de Londres, en un intento de rastrear y contener la nueva cepa encontrada allí.


PUBLICIDAD
Descarga Versión Digital



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD