Rover, listo para amartizar; mañana, la hazaña espacial

Después de siete meses de viaje, el rover Perseverance de la NASA intentará posarse en Marte mañana, en una maniobra peligrosa que marcará el comienzo de una búsqueda de varios años para encontrar rastros de vida antigua.

La misión Marte 2020, que despegó de Florida a finales de julio, lleva el mayor y más avanzado vehículo enviado al planeta rojo, Perseverance.

Rover, listo para amartizar; mañana, la hazaña espacial
Marte 2020 es la primera misión de la NASA con el objetivo específico de demostrar que allí existió vida

Construido en el legendario Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, pesa una tonelada, está equipado con un brazo robótico de más de dos metros de largo, 19 cámaras y, por primera vez, dos micrófonos.


PUBLICIDAD

Si llega intacto, será el quinto rover que realiza el viaje desde 1997. Hasta ahora, todos son estadunidenses, y uno de ellos, el Curiosity, sigue en funcionamiento.

La semana pasada China puso en órbita alrededor de Marte su sonda Tianwen-1, que contiene un robot teledirigido que intentar amartizar entre mayo y junio.

Mañana a las 20:30 GMT Perseverance posará sus seis ruedas en un lugar "espectacular", en palabras de Ken Farley, científico del proyecto.


PUBLICIDAD

El cráter de Jezero había sido considerado para misiones anteriores, en particular para el Curiosity, pero se descartó por considerarse demasiado peligroso. Pero las nuevas tecnologías permiten ahora intentar la maniobra.

Debido a la pandemia de covid-19, la sala de control de la NASA estará menos llena de lo habitual. Pero "eso no impedirá que saltemos de alegría" una vez que se confirme el amartizaje, prometió Matt Wallace, jefe adjunto de la misión.

Las primeras fotos de la superficie llegarán rápidamente en baja resolución. Se esperan imágenes de video, incluyendo de la entrada en la atmósfera, más tarde.

Investigadores creen que hace más de 3,500 millones de años el cráter de Jezero albergaba un profundo


PUBLICIDAD

lago de unos 50 km de ancho.

En ese momento, "Marte era muy similar a la Tierra en muchos aspectos. Tenía una atmósfera importante, lagos y ríos, (...) lugares donde los organismos que conocemos podrían haber prosperado", explicó Farley. "Estos son los únicos ambientes habitables que conocemos más allá de la Tierra".


PUBLICIDAD
Descarga Versión Digital



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD