Cobertura-Elecciones-2021

Tras detenciones, en El Castillo amagan con cerrar válvulas de CMAS

Pobladores de la congregación de El Castillo, en Xalapa, amagaron con cerrar una válvula de agua de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS), luego de protagonizar una gresca exigiendo la reconstrucción de un puente que colapsó por el huracán ‘Grace’.

Los manifestantes se congregaron en las inmediaciones de El Castillo, afirmando que sus demandas no eran atendidas. Durante la mañana fueron visitados por funcionarios de la Secretaría de Gobierno (Segob), de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) y del ayuntamiento.

Tras detenciones, en El Castillo amagan con cerrar válvulas de CMAS
Desde temprana hora, los habitantes mantienen la protesta en la zona.

El director general de Política Regional de la Secretaría de Gobierno, Héctor Eduardo Ciprian Méndez, afirmó que en la segunda quincena de octubre podría comenzar la obra para construir la obra exigida por los manifestantes; sin embargo, no consiguió la liberación de esta vía.


PUBLICIDAD

“Se tiene que hacer un proyecto y lleva una licitación; no es de la noche a la mañana como se hacía anteriormente, todo tiene que hacerse de acuerdo con la ley y la normativa”, justificó.

Debido a que el tráfico vehicular se mantuvo cerrado durante toda la mañana, minutos antes del mediodía elementos de la Secretaría de Seguridad Pública liberaron la vía.

Como resultado fueron detenidas tres personas, incluyendo al representante ejidal de nombre Lucio ‘N’, hecho que movilizó a los pobladores hacia el manantial que tiene CMAS cerca del lugar, en donde amagaron con cerrar las válvulas para impedir el suministro de agua potable.


PUBLICIDAD

Los manifestantes se mantuvieron por horas en este lugar y la SSP envió decenas de patrullas y motopatrulleros, así como camiones para transportar a más de 100 elementos.

Al reanudarse las negociaciones los pobladores exigieron la liberación de los detenidos, así como definir un proyecto de construcción del puente y remediar lo que consideran un daño ecológico en el sitio que fue afectado por un deslave, explicando que recibe agua pluvial y aguas negras de varios puntos de la ciudad.

En un momento continuó el riesgo de una segunda gresca; sin embargo, al lugar llegaron inspectores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y los pobladores comenzaron a retirarse.

Todavía existe el riesgo de que vuelvan a cerrar la vía o de que acuden a manifestarse frente al Palacio de Gobierno en la plaza Sebastián Lerdo de Tejada, añadiendo que lo único que buscan es que se remedie el problema de tráfico vehicular con la reconstrucción de un puente arrasado por ‘Grace’.


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD