Cobertura-Elecciones-2021

Gobierno duartista disparó corrupción en Veracruz, asegura experto

En el gobierno de Javier Duarte de Ochoa se disparó la corrupción en el estado de Veracruz, por lo que, en respuesta y necesidad, creció la protesta social y las organizaciones civiles en defensa de los derechos humanos, consideró el académico e investigador de la Universidad Veracruzana, Martín Aguilar Sánchez.

En conferencia impartida de manera virtual, Aguilar Sánchez expuso que el sistema político veracruzano históricamente se caracterizó por el autoritarismo, es decir, venía de un problema de "corrupción impresionante e hizo crisis en el periodo del ex gobernador Javier Duarte".

Gobierno duartista disparó corrupción en Veracruz, asegura experto
Martín Aguilar Sánchez. // archivo

De ahí que se fortalecieron las protestas y formas de resistencia como es el caso de defensores del medio ambiente, familiares de personas desaparecidas, el movimiento magisterial, la defensa del pago de las pensiones y la protesta contra crímenes contra periodistas, mismos que se dispararon también en ese periodo de gobierno.

Imagen Del Golfo's Stories
PUBLICIDAD

Al impartir la conferencia "El sistema político veracruzano y la protesta social", destacó que entre los elementos de autoritarismo político en Veracruz estaba el control del Estado sobre los medios de comunicación, el control y el vínculo histórico del PRI con organizaciones corporativas, la falta de alternancia política a nivel estatal -ya que el PRI se mantuvo mucho tiempo en el poder-, la subordinación al gobierno estatal de las instituciones llamadas de la innovación democrática: Comisión Estatal de Derechos Humanos, Medios de Comunicación, Instituto Electoral Veracruzano, Instituto de Acceso a la Información Pública.

Asimismo, al hablar de un Veracruz en crisis, el académico de la Universidad Veracruzana y miembro del Sistema Nacional de Investigación hizo énfasis en que la corrupción se extendió de manera alarmante, pues el gobierno le dejó el campo libre a la delincuencia organizada y sembró el terror a través de sus cuerpos de seguridad; se vivía una simulación democrática con un Estado de excepción.

Ante todo ello, reiteró, la protesta y organización social ha tenido papel fundamental para ejercer presión en contra del autoritarismo y la corrupción.


PUBLICIDAD

Ahora, a partir de 2018 y tras el triunfo de Morena, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez reconoció que en el estado de Veracruz persiste un grave problema de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad provocado por los problemas heredados de desapariciones, violaciones, secuestros, etcétera, y ha comenzado una etapa distinta en la forma de gobernar y atender dichos problemas, consideró el académico e investigador.

Debido a la gravedad y profundidad de los problemas en el estado, mismos que no se resuelven automáticamente, atenderlos requiere cerrar el ciclo del proceso de democratización para crear y ensanchar los canales de atención a todos los grupos afectados en sus derechos y darles respuesta. En este contexto, abogó por impulsar un sistema político que respete valores y reconozca los derechos de las personas y tenga las instancias para ello.

"Se tiene que abrir el sistema político para entender los procesos y atender los movimientos y protestas; uno esperaría que eso vaya sucediendo en un gobierno progresista", acentuó Martín Aguilar.


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD
Descarga Versión Digital



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD