Cobertura Qatar 2022

Agua, carencia real que se agudiza en Xalapa

Agua, carencia real que se agudiza en Xalapa

El crecimiento anárquico de la mancha urbana, edificios habitacionales, fraccionamientos, residenciales en zonas boscosas, invasiones y falta de ordenamiento territorial, sumados al calentamiento global y acaparamiento por industrias, así como la contaminación y falta de visión y de cultura de cuidado del líquido vital, han provocado que en Xalapa no sólo se padezcan tandeos, sino una real escasez de agua.

En entrevista para el corporativo IMAGEN DEL GOLFO, Guillermo Rodríguez Curiel, integrante de la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (LAVIDA), advirtió que la escasez de agua para Xalapa es algo serio y ya visible.

EL PANORAMA; EL PORQUÉ ENTRE TANDEOS Y ESCASEZ

Los habitantes padecen tandeos, pero es sólo una medida paliativa cuando no hay una cultura real del cuidado del agua como líquido vital y como derecho humano y de los seres vivos.

"El calentamiento global y la escasez de agua tienen que ver con la actividad humana que ha depredado sus bosques, destruido ecosistemas y abusado excesivamente de los recursos naturales, además de que se han contaminado los ríos y hay un crecimiento anárquico y exponencial de las ciudades".

El caso de Xalapa está muy estudiado, apuntó, y es un asunto que tiene que ver, es decir, "la sequía, la falta de agua y los tandeos, con el crecimiento anárquico de la ciudad. Los mismos gobiernos han permitido que se instalen asentamientos en zonas que eran humedales, en zonas de río, en zonas que eran pantanos, en zonas de recarga".

Ejemplificó el "patético" caso de La Lagunilla, "se llama La Lagunilla porque era una lagunilla, la convirtieron después en un parque recreativo, donde está la Comisión Federal era un humedal y colocaron una gran barda. Se han hecho construcciones que carecían de un programa de ordenamiento territorial y esto provocó en gran medida la situación que ahora estamos viviendo".

ADEMÁS DE OXÍGENO LOS ÁRBOLES DAN AGUA; NO HAY QUE OLVIDARLO

Pero quizás sea la gran y grave deforestación que hay en la zona y alrededor de ella, la causa principal de la escasez de agua que ya está padeciendo Xalapa.

Los árboles no "sólo" dan oxígeno, sino que son los grandes captadores de agua y, a partir de ello, se desarrollan diversos y complejos ecosistemas.

"Nada más hay que recorrer toda la zona de Las Ánimas, que era fundamentalmente cafetales; la zona de El Castillo que es la Xalapa rural, y podemos ver cómo va creciendo la mancha urbana y cómo se están acabando los grandes bosques que existían y los cafetales".

PRESIONES INMOBILIARIAS, EDIFICADAS ENTRE FALTA DE CULTURA E INTERESES

Pero ante todo ello faltan dos cosas: cultura y conciencia de la gente en torno a la importancia del cuidado del medio ambiente, de la mano con el agua; así como visión de los gobiernos estatal y municipal para recuperar "la visión de cuenca que implicaría cuidar las montañas y los bosques que dotan de agua a la ciudad de Xalapa".

Y es que la presión de las inmobiliarias, de las constructoras y de algunas organizaciones -políticas principalmente- que promueven vivienda, es muy fuerte y terminan por vencer a cualquier gobierno municipal o estatal, expuso el integrante de La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental.

RETROCESO ANCESTRAL; ¿Y LOS MÉTODOS DE CAPTACIÓN?

En todo este escenario no hay que perder de vista la falta de visión de sociedad y autoridades en torno a los métodos de captación de agua. Hace unos días Xalapa vivió una lluvia torrencial, agua que acabo estancada en las calles e inundó viviendas y que, finalmente, se fue al drenaje. Lo mismo ocurrió en enero.

"Entonces cómo te explicas que tienes una sequía, escasez de agua y tandeos, con toda esa lluvia que cae en Xalapa".

No, no hay métodos de captación, hay una severa deforestación y "se enterró la tierra con cemento, volviéndose todo pavimento e inhibiendo métodos naturales de escurrimiento-captación.

"No se puede con tanto cemento, absorver esa gran cantidad de agua que llueve".

Un ejemplo evidente es la reserva en Arco Sur, cuyo valor ambiental era reconocido debido a que por ser zona de cafetales, "era una esponja para tragarse el agua de lluvia, pero al fraccionarse y hacerse urbana, ve lo que sucede: ahora se inundan. No se requiere ser sabio para observar esto".

En el tema de cultura del agua y medio ambiente, no sólo Xalapa, sino como civilización en pleno siglo XXI, como sociedad hemos retrocedido.

"A diferencia de nuestros ancestros que sabían dónde vivir, donde colocar sus asentamientos urbanos, y dónde respetar los flujos de agua y de los bosques. Además de que todos los días se levantaban dando gracias y honrando a la naturaleza; hoy nos levantamos prendiendo el celular o cualquier herramienta tecnológica. Hay un cambio de patrón cultural muy fuerte y lo estamos padeciendo".

EL AGUA SE FUGA, SE ACAPARA, FALTA

Y el agua que llega a Xalapa muchas veces se fuga por falta de mantenimiento de las tuberías.

"La mitad del agua que llega a Xalapa se va por las grandes fugas que tiene. CMAS -Comisión Municipal del Agua- recibe, de acuerdo a lo que se ha informado, en promedio 900 millones de pesos al año. Entonces si tiene tanto dinero, la pregunta es por qué no se reparan las fugas".

Si el panorama no bastara para entender el porqué de la problemática de escasez de agua en Xalapa, no hay que dejar de ver el acaparamiento del líquido vital que la industria refresquera y embotelladora tiene en zonas de alrededor, como ocurre en la localidad de La Orduña, Coatepec: la presencia de Coca Cola y Nestlé, recordó.

Y bueno, el problema es, mirando con conciencia, global. Una sociedad global atrapada en la tecnología y sin cultura de cuidado a la naturaleza y recursos indispensables para la vida, que de ella emanan. Por el contrario, cada vez son más los megaproyectos -mineros, petroleros, ganaderos, etcétera-, que amenazan no sólo el estado de Veracruz, sino distintas partes del mundo; mismos que para operar requieren diariamente cantidades enormes, industriales, de agua.

ESCASEZ DE AGUA SE PAGA CARO

La escasez de agua se paga caro, no solamente en los recibos que llegan cada mes de CMAS, o con el costo anual que asciende a miles de pesos; tampoco solamente por los tandeos, sino porque la falta del líquido vital es reflejo y causa del deterioro de ecosistemas, de calidad de vida, de una hipoteca de gran deuda heredada a las futuras generaciones, a las de los niños.

Falta mucho, mucha cultura de la sociedad y de voluntad política, lamentó el defensor de los derechos ambientales.

"Es necesario recrear una cultura de cuidado del agua y del medio ambiente -no solamente en discursos políticos-. Está demostrado que el setenta por ciento de nuestro cuerpo es agua, el setenta por ciento del planeta es agua; y el primer afectado del modelo capitalista...es el agua. Es más cara el agua que la gasolina, y la falta de agua tiene un costo más alto en la vida, que la falta de gasolina".

Esto en un contexto de calentamiento global que es una realidad aunque haya gobiernos -como el de Estados Unidos- y algunos científicos, que por intereses financieros particulares, lo niegan, deploró Guillermo Rodríguez Curiel, integrante de La Asamblea de Iniciativas y Defensa Ambiental.