Asegura hijo de Carlos Mercenario que quiere escribir su propia historia

Muy al contrario de sentirse menos por cargar con la historia que su padre Carlos Mercenario Carbajal forjó en la marcha nacional e internacional, su hijo, Carlos Emilio Mercenario Arsof asegura que es un gran orgullo llevar su nombre.

El joven quien cuenta con 20 años de edad y que busca trascender en la marcha representando a México como lo hizo su padre, Carlos Emilio estuvo presente el pasado fin de semana en esta ciudad donde tomó parte en el 4to. Circuito Nacional de Marcha, finalizando en el 11o. lugar.

Asegura hijo de Carlos Mercenario que quiere escribir su propia historia

Agradecido por la invitación del Comité Organizador que encabeza el entusiasta Raúl Cruz Conde, el joven marchista mostró su talento en el circuito trazado en el malecón costero y aún cuando no pudo mostrarse a pleno, dejó constancia de que poco a poco irá tomando el ritmo que esta competencia requiere.


PUBLICIDAD

"Yo quiero escribir mi propia historia, tengo muchas ganas de llegar a ser alguien en este ámbito y ser perseverante, tengo lo que se necesita más en este deporte que es hambre de triunfo de ser alguien", destacó al término de la competencia.

Así mismo, aseguró que sabe que tiene que dar su mayor esfuerzo en cada competencia pero cuenta con el gran apoyo de su padre, familiares y amigos.

"Me siento muy feliz de poder tener ese gran apoyo que me da mi papá y bueno feliz de poder representar su apellido en competencias y agradecido también por todo el apoyo que me ha brindado, muy orgulloso de saber quien fue y quien es; fue gran atleta pero también es una gran persona", destacó.


PUBLICIDAD

Cabe mencionar que su padre, Carlos Mercenario Carbajal, fue considerado en su momento como uno de los andarines más importantes del orbe, conquistando medalla de plata en Barcelona 92, así como títulos en Copas del Mundo, Juegos Panamericanos y Centroamericanos, entre otros eventos.

LO QUE VIENE

Destacó que este evento fue el inicio de su preparación para importantes competencias que se desarrollarán el próximo año, si la pandemia lo permite, como los Juegos Panamericanos Juveniles Sub 23 a celebrarse en Cali, Colombia donde espera calificar y hacer un buen papel.

Finalmente, sobre el evento de 10 km donde concluyó en el lugar número 11, manifestó que fue una competencia con un clima difícil, recalcando que desafortunadamente el ritmo fue fuerte para él y en lo único que pensaba era en poder terminar.


PUBLICIDAD

"Queríamos hacer un buen papel, sin embargo no se pudo pero bueno, me voy con la cara en alto y preparar lo que viene".


PUBLICIDAD
Descarga Versión Digital



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD