Cobertura-Elecciones-2021

Un éxito político: reforma eléctrica y el litio



Primera parte

La Reforma Eléctrica impulsada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador obtuvo 275 votos a favor y la oposición logró 223 en contra. Aunque tuvo garantía a favor de la enmienda constitucional, no alcanzó la mayoría calificada necesaria para los cambios constitucionales.

Al día siguiente, se discutió la reforma a la Ley Minera en lo referente a Litio como propiedad de la Nación. En sólo dos horas y 15 minutos, y en ausencia de la oposición que abandonó el salón de sesiones, la Cámara de Diputados aprobó con 298 votos en favor la reforma a la ley minera, que declara como de utilidad pública el litio y reserva para el Estado mexicano su exploración, explotación, beneficio y aprovechamiento. Es el nuevo oro blanco, había que blindarlo.

Fabricio Mejía, en Sin Embargo, destacó que "el movimiento estudiantil de 1968, fue el primer gran movimiento social de la segunda mitad del siglo pasado en México, también representó lo más puro de la soberanía popular: el 68 es una derrota política, pero también un triunfo moral y cultural para la generación" refiriéndose a la votación opositora en contra de la Reforma Eléctrica, pero con apabullante votación a favor a la nacionalización del Litio.

La oposición desconcertada por la respuesta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a la acción de inconstitucionalidad contra la Reforma Eléctrica. Ahora entrarán en vigor todas sus disposiciones, incluidas las que ordenan revocar contratos de generación para autoabastecimiento y permisos de compraventa de energía.

En suma, quedaron firmes todos los cambios con los que se busca fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, el cambio en el orden de despacho del sistema eléctrico nacional para privilegiar los contratos con compromiso de entrega física, y los cambios en el acceso a la red nacional de transmisión y a las redes generales de distribución.

Alfredo Jaliffe, experto en geopolítica internacional, se jactó que "el presidente Andrés Manuel López Obrador y su capaz secretario de Gobernación, se chamaquearon feo a la novata oposición que se equivocó de reforma y de tema. La reforma eléctrica fue una simple jugada de atracción. El objetivo principal era la Ley Minera del LITIO. Ja, ja, ja. Los 2 tabasqueños se empinaron a la chafa oposición campechaneada. Ja, ja, ja".

"El resultado político fue notable pues, para efectos prácticos, el triunfalismo opositor fue rápidamente abollado y, además, los entusiastas del domingo tomaron la equivocada decisión de zafarse de la línea de pelea explícita este lunes y abandonaron la sesión legislativa para optar por una abstención que, siendo una decisión, en este caso significa también una confesión de renuncia a las mismas vías de pelea institucional que el domingo habían encomiado.

En peores condiciones los poderes dominantes impusieran aplanadoras numéricas... El caso del Litio es un muy importante paso en la ley reglamentaria de minería para impedir que a futuro, mediante concesiones a particulares, nacionales y extranjeros, se burle el interés popular y se beneficie a unos cuantos, como ha sucedido durante décadas". (Julio Hernández, La Jornada).

Los dirigentes y militantes de Morena, suman muchos millones de ciudadanos, no hicieron más que recordar las consignas de Juárez, Flores Magón, Cárdenas y López Mateos de declarar traidores a la patria quienes privilegien los intereses de la nación sometiéndolos a los del gran capital transnacional. Próceres de la Reforma, la Revolución, la expropiación petrolera y la nacionalización de la industria eléctrica, se rigieron en la Constitución Política de Los Estados Unidos Mexicanos que en artículo 123 señala que se impondrá una pena de cárcel de 5 a 40 años de prisión, y multa de hasta 50.000 pesos a quien cometa traición a la patria, y enlista 15 instancias a partir de las cuales se puede tipificar tal falta.

La primera se refiere a "actos contra la independencia, soberanía o integridad de la Nación Mexicana con la finalidad de someterla a persona, grupo o gobierno extranjero".

Claudio equis, De Hoyos junto a los dirigentes partidistas, del PRI, PAN y PRD así como los legisladores de esos partidos y el Movimiento Ciudadano, todos fueron doblemente mocheados, tanto por los creadores del Sí por México como por las grandes empresas eléctricas transnacionales, debido al fallo histórico de la población mexicana que los tacha de traidores a la patria, por rechazar a Reforma Eléctrica, para favorecer a los grandes intereses de consorcios extranjeros y así avasallar al pueblo de México.

En las redes sociales se fortaleció la visión nacionalista de preservar la independencia, la autonomía y sobre todo la soberanía de México. Misma que se verá reflejada en la próxima contienda electoral en seis entidades el 5 de junio próximo, así como el estado de México en el 2023 y sobre todo la presidencia de la república, la jefatura de gobierno de la ciudad de México, todo el Congreso, en sus cámaras de diputados y senadores y los cambios de los gobiernos estatales restantes en el 2024.

La Cuarta Transformación contará con los avances de abatir la corrupción y la impunidad, impulsar los programas de Bienestar en respaldo a la población adulta mayor, jóvenes, mujeres y niños, así como las grandes obras como el Aeropuerto Felipe Ángeles, el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas, el corredor Transístmico de Coatzacoalcos-Salina Cruz, Los Pinos, Las Islas María, el parque de Chapultepec, frenar la privatización del agua, impulsar autopistas, aeropuertos, parques turísticos y sobre todo la recuperación del transporte ferroviario en todo el país, y todas esas acciones en los veintinueve meses que le restan al gobierno del cambio.

Grandes aciertos la deuda externa sin incrementarse, al contrario se redujo, se forzó a cumplir su obligación fiscal a las grandes empresas, se frenaron los fideicomisos cómplices de gobiernos corruptos, se fomentó la austeridad en el gasto público y se dio atención a la seguridad, educación, salud y empleo. La 4T, en defensa de los grandes valores nacionales de bienestar, independencia y soberanía, respeto a la autodeterminación de los pueblos, para preservar la paz entre los pueblos.




/ct


Más columnas

Francisco Blanco Calderón

Un éxito político: reforma eléctrica y el litio

Columna: Francisco Blanco Calderón





PUBLICIDAD


PUBLICIDAD