Siguen tirando cuetes los priístas



Lo que es la falsa información adoptada por los voceros de los neoliberales que han hecho una propaganda excesiva sobre el triunfo del PRI en Coahuila e Hidalgo, cuando la diferencia en Pachuca fue de 0.5 por ciento y en lugar de hacer un nuevo recuento final se la dieron al tricolor, cuando metieron boletas que habían sido declaradas nulas.

 

En Tulancingo le dan el triunfo a un exdiputado priísta Cesáreo Márquez, del grupo de Osorio Chong, con 15,532 votos y el de Morena tenía 15 mil 840 votos, pero revirtieron la votación con el estilo patentado del fraude.

 

Ganaron en las mesas lo que no pudieron en las urnas. El gobernador Omar Fayad es alumno distinguido del secretario de Gobernación de Peña Nieto.

 

En esa cuestionada victoria en dos estados gobernados por el PRI, no se menciona al PAN no obstante ser la segunda fuerza política en el país en la pasada elección federal.

 

Presumen los del tricolor de algo que no es real en el panorama nacional, pero como todos aquellos que se aferran a una ficción, que como se dice una mentira repetida varias veces llega tiznar.

 

En Veracruz tanto priístas marginados como los panistas yunistas decidieron emigrar hacia MC de Dante Delgado como un nuevo y fuerte grupo opositor. Se mencionan a varios directivos pertenecientes al clan de Soledad de Doblado como Carlos Valenzuela y Rodrigo Marín que buscan el cobijo del senador alvaradeño.

 

 

El extraño placer de escribir columnas

 

Aunque suene como fantasía periodística resulta divertido escribir una columna política, recuerdo al escritor Luis Spota que en su columna Picaporte que presentaba de lunes a viernes cuando la entregaba a la redacción de El Heraldo de México, no ocultaba la risa de los comentarios que iba a levantar al día siguiente, comentaba que a diferencia de sus libros eran travesuras literarias lo que había redactado.

 

Escribir sobre política en México no es serio, influye mucho la fantasía inventada del periodista que por lo general llega a vaticinar hechos improbables.

 

La suposición es aparentemente valida en el lenguaje subjetivo dentro de este género periodístico.

 

Las amarguras y rencores reprimidos de los columnistas no deben tener cabida en estos espacios que se disfrutan plenamente cuando se tiene otro enfoque de la vida del reportero.

 

 

Morena una obsesión

 

Para los columnistas de un periódico local no existe otro tema más que golpear al gobernador Cuitláhuac García y atacar despiadadamente a todo lo que significa el movimiento político de Morena. Parecen obsesionados y vaticinan todo el tiempo no sólo el total fracaso, sino que los desaparecerán del mapa nacional con las elecciones intermedias al invencible partido en el poder en México y en el estado de Veracruz.

 

En ese panorama periodístico no hay noticias ni hechos relevantes, el único evento informativo son los pronósticos de todos los males que presagian tanto a militantes como a directivos de ese partido que fundara el presidente López Obrador.

 

Si ganó Mario Delgado la dirigencia nacional será muy mala y, si hubiera obtenido el triunfo Porfirio Muñoz Ledo les iría peor, para ellos todo es negativo y se olvidan del nefasto pasado de Javier Duarte y Miguel Yunes, sino lo contrario es lo único que vale.

 

No se descarta que este último sea el permanente patrocinador para que el medio subsista.

 

Justo es reconocer la fidelidad que poseen a quien los apoya de manera económica.

 


Más columnas

Refranes

Columna:



Raúl López Gómez

La ambición por el poder

Columna: Raúl López Gómez



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD