Cobertura-Elecciones-2021

Quirino: priismo a prueba

Columna: Al pie de la letra



Salvo algunos miembros de la élite del priismo, que cobran sueldos en las dirigencias nacional y estatales o que sin mayor esfuerzo obtuvieron diputaciones plurinominales en las nuevas legislaturas federal o locales, una buena parte de la militancia del tricolor no está conforme con la penosa situación por la que atraviesa actualmente el otrora partido hegemónico que durante más de 70 años gobernó ininterrumpidamente al país, desde la Presidencia de la República y con la mayoría de gubernaturas y alcaldías de los estados.

Por ejemplo, aparte del exgobernador priista de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, quien acaba de ser expulsado del Revolucionario Institucional por haber tomado violentamente las instalaciones partidistas para exigir la renuncia del dirigente nacional Alejandro Moreno por los "malos resultados" electorales, existe otro movimiento interno llamado "Plataforma PRI", que encabezado por exdiputados y exfuncionarios como Fernando Lerdo de Tejada y Margarita Sánchez Gavito, pretende refundar al expartidazo que en las elecciones de junio pasado perdió las gubernaturas de ocho estados donde gobernaba y sólo ganó 11 de las 300 diputaciones federales de mayoría relativa, entre ellas la del distrito electoral de Coatepec que únicamente pudo rescatar el popular exsenador Pepe Yunes Zorrilla en Veracruz.

En una reciente entrevista, Lerdo de Tejada, quien fue vocero de la Presidencia de la República en la administración de Ernesto Zedillo, reconoció que es urgente refundar al PRI porque "no está funcionando bien" y existe un "priismo vergonzante" debido a que "el partido está muy desacreditado".

También reconoce que el Revolucionario Institucional no ha sabido ser oposición para hacerle contrapeso al poder apabullante del presidente López Obrador, quien, por cierto, acaba de lanzarle una manzana envenenada al priismo con la invitación que públicamente le hizo al gobernador saliente de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, para que represente a su gobierno como embajador de México en España.

Habrá que ver si el grupo legislativo del PRI en el Senado que coordina el exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, avala el nombramiento diplomático de Ordaz Coppel, el cual deberá ser ratificado por el Pleno de la Cámara alta de Congreso de la Unión. Es posible que sí, pues como acusó Ulises Ruiz, "la dirigencia del PRI, encabezada formalmente por Alito Moreno pero dirigida en realidad por el grupo del expresidente Enrique Peña Nieto", es sumisa al jefe político de Morena.

Y es que, hasta ahora, Quirino Ordaz ni siquiera ha sido llamado a cuentas por la dirigencia nacional sobre las denuncias que miembros de la estructura electoral priista en Sinaloa han hecho sobre el operativo que sicarios del cártel de Joaquín "El Chapo" Guzmán realizaron desde la noche anterior y durante los comicios del domingo 6 de junio para neutralizar la movilización del tricolor, favoreciendo obviamente al candidato a gobernador de Morena, Rubén Rocha.

Lo que precisamente el 23 de agosto pasado Alejandro Moreno fue a denunciar ante la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en Washington, junto con los dirigentes nacionales del PAN y PRD.


Más columnas


Raúl López Gómez

Luis Alberto Romero

PAN, la pugna por la dirigencia

Columna: Luis Alberto Romero



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD