Por los Reporteros

Columna: Por los Reporteros



HYL no tiene llenadera

No cabe duda que los usuarios de redes sociales no perdonan nada a nadie, son implacables y lapidarios en sus juicios y críticas hacia los políticos oportunistas, chaqueteros y sin llenadera.

Un ejemplo se leyó ayer en algunos medios digitales cuando al malogrado aspirante priísta a la gubernatura, Héctor Yunes Landa, le criticaron una foto en donde posaba con el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, en el marco de la celebración de la Primera Ley Agraria promulgada en Veracruz.

Con justa razón a Héctor Yunes no le perdonan su "chapulinismo" ni el cinismo con el que se conduce dentro del PRI, cuando no es ningún secreto que su hija, Andrea Yunes, busca amarrar la candidatura -avalada por la alianza Verde-Morena- a la alcaldía de Boca del Río.

Y a lo anterior habría que agregarle su alevosa autoría de la conformación de un nuevo partido político, con el cual busca agenciarse más espacios y por ende más prerrogativas.

Alianza antimorena

Por cierto, posando para la misma foto junto al jerarca priista, también estuvieron el líder estatal del tricolor, Marlon Ramírez Marin -cuya pancita denota que ya está comiendo mucho con manteca-, además de exdirigente partidista, el boqueño Alfredo Ferrari Saavedra, y el líder nacional de Canacintra, Enoch Castellanos, con quien el priismo nacional ya está tejiendo una alianza antimorena.

El padrino de Garnica

Nadie en su sano juicio entiende por qué Alejandro de la Cruz Garnica Fernández es sospechosamente intocable.

La muestra de que es inamovible como director administrativo del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (COBAEV), es que la denuncia que pesa en su contra -por los delitos de Violencia de Género, modalidad psicológica institucional laboral, Violencia Económica y Violencia Patrimonial-, por parte de tres empleadas de esa dependencia, duerme el sueño de los justos y ninguna autoridad –FGE, TSJEV, SEV y la CEDH- la atiende y ni da seguimiento.

De nada les han servido a las tres mujeres agraviadas las protestas ni las cartas abiertas publicadas en diversos medios de comunicación, en las cuales acusan imparcialidad por parte del juez que mal lleva el caso.

A Alejandro de la Cruz Garnica pareciera que lo protege alguien muy poderoso dentro de la estructura estatal, puesto que ni su pasado priista le ha hecho sombra.

Su poder alcanza tal nivel que lo presume y vocifera a los cuatro vientos, sin importarle si deja mal parado a su padrino político, quien incluso le perdonó su negro historial formado a su paso por el CDE del PRI –de donde fue encargado de los dineros-, así como de la Sedesol estatal, siendo titular -en ambos casos- el boqueño Alfredo Ferrari Saavedra.

De hecho, cuentan en los pasillos del Palacio de Gobierno, a Garnica se le subió tanto el poder y la gloria que hasta al famoso Negro Ferrari lo desconoció.

En otras palabras: mordió la mano que le dio de comer.

Ambulantaje oficial

El comercio informal es uno de los grandes problemas que cada administración municipal le hereda a la siguiente. Y ninguna autoridad lo corta de tajo porque es una de las cajas chicas, además de hacer trabajos "especiales" al ayuntamiento en turno, como obstruir y ´aguar´ la fiesta durante las campañas políticas a los candidatos de partidos opositores a cada alcalde, algo parecido a la chamba de los líderes de colonias, que sólo velan por beneficios de vecinos al presidente municipal.

Todo indica que antes de las elecciones se intensificará el ambulantaje, que ya no cabe en las calles y banquetas, a pesar de la pandemia, ante la complacencia de los inspectores de Comercio, excepto para quienes no son del agrado oficial.


Más columnas


Maquiavelo

Se dice que...

Columna: Se dice


Luis Alberto Romero

Hora cero

Columna: Luis Alberto Romero


Raúl López Gómez

Cosmovisión

Columna: Raúl López Gómez


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD