Cobertura-Elecciones-2021

Las tribus morenas apuntan para el 24



En realidad la elección intermedia, como es sabido, es la punta y la carta mayor para los que aspiran en el 2024 a ser la o el candidato por MORENA para la gubernatura. Y es que, según lo establecen politólogos de sepa, a este partido no solo le da para salir con buenos resultados en estos comicios que se realizarán en junio próximo, sino que también se llegará con el gas suficiente para conservar a la 4T dirigiendo los destinos de Veracruz.

Bajo esta premisa, saltan al cuadrilátero algunos nombres. Y encabeza la lista la secretaria de Energía, Rocío Nahle, seguida por el hoy senador con licencia y candidato a la alcaldía de Xalapa, Ricardo Ahued. En tanto, y de ganar la presidencia municipal porteña, por el grado de dificultad que esta representa, otro que se sumaría a la terna, es el diputado federal con licencia, Ricardo Exsome Zapata.

Y es que Ahued, antes de ser nominado candidato en la capital veracruzana, ya era mencionado como un posible sucesor de Cuitláhuac García a pesar de que aún se está a medio camino y faltan tres años para la siguiente elección.

De Nahle García es comentado no solo en la provinciana capital cultural y cuna de pensantes xalapeños y por supuesto en su bastión en el Sur de Veracruz, sino en el mismo Altiplano, que sería la abanderada natural para buscar la continuidad de la Cuarta Transformación en Veracruz.

Pues aun cuando de la cantera estatal hay algunos tiradores difícilmente podría salir el gallo excepto que una orden desde la cúpula nacional se impusiera a todo lo que da, para que surgiera un candidato del gabinete.

Así, se considera al titular de la SEV, Zenyazen Escobar, como el más fuerte quien es apoyado por el papá del gobernador, pues, aseguran, goza de la simpatía de Atanasio García Durán, pero se duda mucho que pueda llegar a ser candidato.

Y el otro en la olla, es Erick Cisneros, secretario de Gobierno, quien aunque tampoco muestra tener un proyecto para ello, está haciendo mucho trabajo de estructura.

En tanto, hay quienes han visto suspirar al directivo del Congreso Local, el diputado Juan Javier Cazarín, pero sería al que menos le pudiera dar el gas para llegar.

Y del caso de Nahle y Ahued que tanto se ha comentado podrían estar inhabilitados para aspirar por Veracruz por no ser nativos del estado, sí tienen oportunidad de competir por la gubernatura ya que la Constitución de México dice que para ser electo gobernador, debe ser de origen mexicano y en derecho la carta magna está por encima de la local.

MUY EN CORTO

ROSENDO PELAYO. TODO UN CASO EN LOS TUXTLAS. En el inicio del 2018 al llegar a la alcaldía de San Andrés Tuxtla, Octavio Pérez Garay denunció a su antecesor Manuel Rosendo Pelayo ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por otorgar un contrato de 36 millones de pesos a una empresa fantasma. Pero le salieron otros pecados al expriista, duartista de hueso colorado y quien traicionó posteriormente al exgobernador para sumarse a las filas yunistas, que hoy le dan jugoso dividendo al obtener un espacio para contender por la alcaldía de ese municipio abanderado por el PRD.

La cantidad exacta del contrato ascendió a 36 millones 934 mil 730 pesos, por la entrega e instalación de más de cinco mil luminarias, a las que Pérez Garay consideró como defectuosas. Solo se comprobó la instalación de tres mil 400 de ellas.

Otra denuncia fue porque el 22 de enero de 2018, el ayuntamiento de San Andrés Tuxtla comunicó la presentación de una orden de embargo emprendida por la empresa Liconsa por un monto de un millón 740 mil 636 pesos, por 600 mil cajitas de leche entregadas a la administración de Rosendo Pelayo en su último año.

Y el 1 de octubre de 2018, el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) de Veracruz reportó anomalías en el uso de recursos públicos por 56 millones 397 mil 250 pesos correspondiente al año 2017, durante el último año de gobierno de Manuel Rosendo.

En medio de esos señalamientos por daño patrimonial, peculado y otros actos de corrupción,  Rosendo Pelayo busca por segunda vez ser presidente municipal.

No obstante que no quedó claro como salvó sus pendientes con la justicia.

Y es que la tarde del 19 de agosto de 2019, agentes ministeriales ingresaron mediante una orden de cateo al domicilio de Rosendo Pelayo, ubicado en la calle Matamoros de la colonia La Esperanza y en una sospechosa acción el susodicho salió por la puerta trasera.

Hoy de nuevo quiere llegar al poder municipal, con una nueva bandera, como la mayoría de los políticos oportunistas.


Más columnas


Maquiavelo

Ana Isabel Cruz Hernández

Carmen Carrizosa va como Secretaria General de la 11

Columna: Ana Isabel Cruz Hernández



PUBLICIDAD


PUBLICIDAD