La rebelión de los legisladores panistas



Que el grupo de diputados locales del PAN reconozcan como su único líder al exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares y que se piense que existe un arreglo con el presidente López Obrador, la línea de acercamiento es por la vía estatal para lograr el apoyo legislativo para la designación de magistrados.


Con el gobierno federal no hay componendas ni puede haberlas, los que suponen algún arreglo en lo oscurito desconocen cómo es la única ruta que siempre se ha trazado el tabasqueño. Principios que nunca cambian y permanecen vigentes todo el tiempo.


¿Qué le preocupa al choleño su futuro y que quiere congraciarse con el jefe del Ejecutivo Federal no hay la menor duda?


Se logró un acuerdo parcial con el editor del periódico El Financiero sobre el grave problema de corrupción de las cámaras instaladas durante el bienio estatal panista, se puede afirmar que en un principio existe un supuesto arreglo.


La ventaja que tiene Yunes Linares sobre los otros panistas que operan en el estado es que posee grandes recursos económicos y eso en política es clave. Además, que los otros dos grupos de azules estatales tienen ganada fama de que son agarrados.


De lo que pueden estar seguros los diputados panistas que se rebelaron y se aliaron al gobierno de García Jiménez es que a ninguno lo van a expulsar.


Sería como darse un tiro en el pie.


El billete es lo que más cuenta y los candidatos independientes que van a participar ya tuvieron que romper sus alcancías.


Se tejen fantasías en torno a Ricardo Ahued


Al que no dejan en paz es al senador Ricardo Ahued y se especulan pleitos y berrinches con las autoridades hacendarias. El legislador federal es una persona que sabe guardar silencio y esperar que se terminen esas teorías inventadas de su salida de la dirección de Aduanas.


El problema de la clase política de Veracruz es que les gusta  vivir de fantasías inventadas y presumen esa mayoría que lo saben todo. Mucho se habló en un principio que su salida tenía que ver con un relevo en un importante cargo en la entidad.


El tiempo en estos casos es el único sabio y es el que le da la razón a los que conocen este complejo quehacer político.


Se han olvidado que el único afectado es Ernesto Pérez Astorga que disfrutó su corto tiempo en el Senado de la República y que sabe esperar a que se le compense de alguna forma.


López-Gatell lleva la delantera


En el fondo se conocen las formas. Claro que les preocupa el reconocimiento general y popularidad alcanzada por el subsecretario de Salud doctor

Hugo López-Gatell. Es sin duda el funcionario federal más conocido y supera por mucho a los gobernadores, líderes de los partidos políticos y hasta los propios miembros del gabinete presidencial de López Obrador.


Están más que molestos los opositores porque ven que el médico les lleva una gran ventaja y a estas alturas resulta difícil alcanzarlo. No hay nadie de la oposición de cualquier partido político que lo supere en el conocimiento de la gente del pueblo.


Lo increíble que sea un virus el que lo proyecte en el complejo quehacer de la política.


Más columnas

Mario Zepeda


Raúl López Gómez


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD