La PMA. Simulación y corrupción

Columna: En la mira



Si el DIF estatal se encuentra contaminada de corrupción y la directora Verónica Aguilera Tapia está en el ojo del huracán, la Procuraduría del Medio Ambiente, PMA, no se queda atrás.

Contraviniendo la disposición de AMLO de no más simulación, en la PMA es todo lo contrario, puesto que las acciones de esta dependencia y sus responsables así lo han generado.


De junio a la fecha, según se sabe la autoridad estatal en la materia, no ha realizado una sola multa en relación a la ley sobre la erradicación de plásticos de un solo uso, pese a las advertencias que como se ha dicho en este espacio, han sido únicamemnte en forma mediática.


Como ya es sabido fue desde el 28 de mayo del 2018, cuando quedó modificada la Ley de Prevención y Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos y Manejo Especial, para la erradicación de los plásticos de un solo uso.


En la misma, se otorgó una prórroga de 180 días para que negocios y empresas realizaran el cambio de manera gradual a material biodegradable o alternativas reutilizables.


Al ser designado en la titularidad de la PMA el ingeniero en sistemas, Sergio Rodríguez Cortés, se alinearon los astros para desatar una serie de acciones en contra con un trasfondo oscuro, ya que se iniciaron operativos de inicio hasta junio de 2019, 7 meses después de entrar en funciones, pero sin aplicar sanciones.


La simulación jurídica por parte de la procuraduría, está a la orden del día, como lo señalara en su momento el presidente de la Asociación Veracruzana para la Concientización Ambiental, José González Martínez.


También la PMA decidió otorgar otra prórroga a beneficio de empresarios, después de reunirse con el presidente de la Cámara Nacional de Industrias Restauranteras y Alimentos Condimentados (CANIRAC), argumentando desconocimiento de la ley por parte de ellos.


El 17 de septiembre del 2019, en presencia del Gobernador veracruzano, la Procuraduría de Medio Ambiente estatal, encabezó una firma de convenio donde 21 empresas firmaron un acuerdo para la erradicación de los plásticos de un solo uso en todos sus establecimientos.


Así comenzó una campaña de concientización ambiental, promocionándola en su página y en redes sociales, así como en salas de cine por todo el estado. Mientras esas empresas aprovechaban para sacar sus popotes, bolsas, vasos, cubiertos y demás utensilios contaminantes antes del plazo otorgado.


Se advirtió que a partir del primero de enero del 2020, dando de junio a la fecha un nueva prórroga. Dicho por el propio Rodríguez Cortés se han realizado auditorias ambientales a las 21 empresas que firmaron el convenio, pero sin aplicar multa alguna, aun cuando incumplen la Ley.


Lo cierto es que en este mes en los establecimientos y varias de las empresas que firmaron dicho convenio, aún se encuentran popotes, desechables, bolsas y demás artículos de un solo uso que se otorgan gratuitamente al público.


Para amarrarse el dedo, el flamante procurador Sergio Rodríguez habría dicho que el proceder jurídico sería apartir de la semana pasada debido a que personal del Poder Judicial estaba de vacaciones.


La simulación y la corrupción son las que imperan en las medidas ambientalistas sin el deseo de fondo de ejecutarlas.

 

MUY EN CORTO


CUENTAHABIENTES DESAMPARADOS. Se vive en Veracruz la peor delincuencia contra los clientes de la banca, que en cualquiera que sea la institución de la que sean usuarios, sufren de asaltos a su patrimonio, amenazas a su vida y en ocasiones, la pérdida de ésta.


Fue en el bienio anterior donde el gobierno de Miguel Angel Yunes Linares se trenzó en una incoherente polémica y conflicto con los banqueros, al exigirles que contrataran seguridad que le proporcionaría el estado para cuidar de sus clientes. Y así, transcurrieron los dos años sin que hubiera una acción para proteger a los veracruzanos que acuden a hacer operaciones financieras cada día a las cientos de sucursales en las distintas ciudades de la entidad.


Con el gobierno de Cuitláhuac García la seguridad para los cuentahabientes o los dispositivos para cuidarlos han sido casi nulos. Con excepción del periodo decembrino que se le vio a elementos de las fuerzas federales estar asignados a casi todos los centros de los diversos bancos, no ha habido una estrategia definitiva para erradicar este tipo de delincuencia que es casi una epidemia en el estado.


Lo mismo es en Banorte, Banamex o BBVA que las instituciones menos conocidas, donde se registran asaltos a los clientes apenas salen de la institución. Lo menos son 10 mil y se han dado atracos a mano armada de hasta los 200 y 300 mil pesos.


En el sur de Veracruz casi cada semana se producen diversos delitos de este tipo, lo mismo en la zona Centro, Córdoba y Orizaba, mientras que en la conurbación de Veracruz y Boca del Río, corre lo mismo.


Es jueves y viernes pasado se registraron al menos dos casos sólo en esta zona. Con un botín de 19 mil y el otro, incluso, conocido a través de un video en las redes sociales, en el que despojaron a la víctima de 76 mil pesos, tras ser seguidos por delincuentes a bordo de una moto, y amagar con armas a su familia.


El ciudadano atracado regresó a reclamar al banco Santander en plaza Las Palmas de Boca del Río, de cuyo personal dijo sospechar desde el momento que realizaba la operación. Y acusó directamente a la cajera y a la supervisora.


Lo cierto es que no hay una estrategia clara de Seguridad Pública para frenar los asaltos que están a la orden del día.


Solo en la primera semana de enero se registraron al menos cuatro casos, mientras que además de los hechos del jueves, este viernes otro ciudadano fue asaltado también al salir de Banorte en Plaza Sol, al que despojaron de un botín de 30 a 40 mil pesos.


La Fiscalía del Estado inició investigaciones pero sin éxito al momento. Y es que tanto Seguridad Pública como este organismo parecen no tener claro cómo proceder a frenar esta delincuencia que más que complicidad desde los bancos parece tratarse de un claro contubernio con las autoridades y policías que no pueden detenerlos.

 

EL OPLE Y LOS PARTIDOS. Aunque algunos analistas consideran que los dirigentes de partidos políticos buscan beneficios propios y le apuestan a las prerrogativas, otros opinan que a mayor opciones se fortalece más la democracia en este caso de México y Veracruz.


Y es que en el estado el organismo responsable electoral, OPLE, opera en tiempo y forma las solicitudes de registro por parte de los partidos. Este fin de semana el consejero Juan Manuel Vázquez Barajas, reveló que las organizaciones “Podemos” y “TX Ver AC” y antes del 31 de enero, podrían hacer lo mismo “Bienestar y Justicia AC” y “Unidad Ciudadana”.


Llama la atención que al menos 15 partidos podrían participar en el proceso electoral de 2021 en el estado de Veracruz en que se elegirán a presidentes municipales y diputados locales, en caso de que cuatro organizaciones políticas a nivel estatal y cuatro a nivel nacional cumplan con los requisitos para conformarse como partidos.


El consejero del Organismo Público Local Electoral tiene mucha chamba sin duda, y estará sacándola en tiempo y forma para cumplir con lo marcado en el calendario electoral veracruzano.


Más columnas

Mario Zepeda


Raúl López Gómez