Cobertura-Elecciones-2021

INE: réferi y árbitro, se ponen guantes

Columna: ESCENARIOS



La Presidencia del Consejo General del Instituto Nacional Electoral debe garantizar la unidad y cohesión de las actividades de los órganos del Instituto. La visión de la presidencia del Consejo electoral es parecida, a la del réferi en una contienda boxística. El réferi ha sido nombrado para llevar las acciones de un combate, confiando en que ejecutará su trabajo con justicia y autoridad. Al unísono, en el futbol, el árbitro debe ser imparcial, no entrometerse ni beneficiar alguno de los contendientes, ser prudente ante la prensa y sobre todo apegarse en la legalidad de su encargo. Lo que un Réferi o Árbitro nunca deben hablar con la prensa, ni fraternizar con los peleadores amigos y mucho menos  permitir golpes bajos  con los que no les gusten. 

Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, presidente y consejero electoral: externaron en redes diversas aclaraciones, insultos, quejas y berrinches. Córdova se abrió de capa en sus espacios, con Ciro Gómez Leyva, Carlos Loret de Mola, Carmen Aristegui y Joaquín López-Dóriga, defendiendo su viciada visión de democracia, sus abultados sueldos y prestaciones, se extralimitó en alardear las bondades de los fideicomisos que les protegen  retiro voluntario, seguro de gastos médicos y caja de ahorro. Atacó el intervencionismo gubernamental y lloró, gesticuló, hizo muecas de espanto y coraje por la reducción presupuestal impuesta por el Congreso con mayoría progresista. Tiempos radiales y televisivos, nada gratuitos, coincidentes en su animadversión contra la 4T y sobre todo la democracia participativa,  que debe hacer valer el poder el pueblo y no concentrarse, a su conveniencia,  en la democracia representativa que se justifica solo en procesos electorales. Murayama explotó: “El gobierno no manda en las decisiones del INE”, “Raya en lo ridículo su plan de austeridad” “El plan del Gobierno es un austericidio” entre muchas, pero muchas sandeces más. La “muina” los venció, pero será la Ley, solo la ley la que se imponga y se haga respetar. 

Sergio Gutiérrez Luna, presidente de la cámara de diputados exhortó: “Que renuncien Lorenzo Córdova y Ciro Murayama. Dejaron de ser árbitros para convertirse en actores de oposición que solo quieren cuidar sus privilegios…Háganle un favor al INE, a México y a la democracia”.  De seguro, además, movidos y financiados  por Claudio Equis. No tienen llenadera sin duda.

Paralelamente  brotaron como pepinos o rábanos, las plantas que crecen más rápido. Así brotó la defensa de analistas, comentaristas, articulistas y conductores que en pleno Corifeo de tragedia griega, se lanzaron contra el Plan de Austeridad propuesto por el gobierno federal. 

Un INE con grandes privilegios al selecto grupo de consejeros, asesores y directivos administrativos, que gozan de abultados sueldos y prebendas en contraste con los miles de trabajadores eventuales, no sindicalizados, sin prestaciones laborales dignas, con salarios menores a los siete mil pesos mensuales y se les paga solo en cada proceso electoral, sin aguinaldos, vacaciones, ni prestaciones de salud, vivienda y educación,  sin el apoyo  indispensable en la realización de sus funciones para transporte, alimentación o atenciones inmediatas. Son quienes capacitan a los funcionarios de casilla y los que montan con mesas, sillas  cada una de ellas,  trabajadores del INE que ganan a lo sumo siete mil pesos al mes. Lorenzo y Ciro y demás  reciben  más de 250 mil al mes, más carro, gasolina, comidas, seguro médico, tintorería, hasta dulces, galletas y chocolates. Son los trabajadores los que tienen que pedir espacios en viviendas, escuelas o tiendas para llevar a cabo elecciones decorosas. Para la base nada, para la elite todo.

El Plan de austeridad pretende frenar y aniquilar la injusticia, el abuso, la discriminación laboral que privilegia a una elite que se amamanta de la democracia representativa y de los partidos políticos que los impusieron. Dame y doy, todo para “nosotros”, nada para los demás. Al diablo la democracia participativa.

En feroz defensa, Quadri le entró al quite, congraciado por su reciente elección legislativa, publicó en Twitter: “AMLO usa la revocación de mandato como coartada para acorralar, atropellar y capturar al INE con miras  a la elección del 2024”. Tropiezo, resbalón, caída de rodillas, de plano un madrazo  del  diputado panista, en su presentación en vivo,  fue corrido del programa de CNN en español, del  conductor Camilo Egaña,  de  promover  un discurso de odio contra la ideología trans, para variar. 

López Obrador, remató: “es evidente que existen excesos y extravagancias en el INE y señaló que los altos sueldos  y prestaciones tiene su origen en un mecanismo para tener control de los organismos autónomos porque es una forma de sobornarlos” (Fuentes La Jornada, Sin Embargo, Contralínea).

A escena ‘Lencho Chipotle’

El Instituto Nacional Electoral (INE) respondió a las acusaciones de Morena con una botarga que argumentó que no es el instituto más caro del continente. Por ello,  con su personaje virtual “Al Chipotle”, publicó un video con el que busca responder a los señalamientos de Morena y de esta manera “combatir desinformación”. Pero Contralínea  detectó que  el año pasado los 11 consejeros le costaron al erario, en total, más de 39 millones pesos. Ello, a razón de: 22 y medio millones por compensaciones garantizadas; 6 y medio millones  por sueldos; 5 millones  por gratificación de fin de año; más de 4 millones por seguros.  Así, entre enero y noviembre de 2021, el INE devengó 267 y medio millones de pesos por cuotas para el seguro de separación individualizado; 96 millones  por  cuotas para el seguro de gastos médicos,  92 millones por  cuotas para el seguro de vida y 32 millones por  depósitos para el ahorro solidario. https://contralinea.com.mx/cada-consejero-del-ine-cuesta-4-millones-de-pesos-anuales-al-erario/

“Con el presupuesto del @INEMexico podemos pagar los presupuestos de Colombia, Perú, Argentina, Ecuador, Chile, Panamá, Costa Rica, Honduras, Bolivia, Guatemala, Uruguay, Nicaragua y Paraguay. Y sobrarían todavía más de 100 millones de dólares”. (Columna Dinero, Enrique Galván Ochoa, La Jornada).

Así debe combatirse  la desinformación, sin usar  chile seco. ¿Al chipotle?, en lenguaje llano al chile. ¿Hasta ahí llega la inteligencia del INE?..... Y tanto que nos cuesta a los mexicanos. Lástima de doctorados, Margarito.


Más columnas


Raymundo Jiménez


Raúl López Gómez

Salsa, política y fútbol

Columna: Raúl López Gómez


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD