En la mira

Columna: En la mira



Apenas el pasado 3 de septiembre Verónica Hernández Giadáns cumplió un año al frente de la Fiscalía General del Estado a donde arribó, primero como encargada del despacho y posteriormente fue nombrada como titular por las dos terceras partes del Congreso local.

Pero el camino para la funcionaria no ha sido del todo llano, más bien pedregoso. Pese a los intentos de exhibirla y demeritarla, la percepción durante este lapso es que la exdirectora jurídica de la Secretaría de Gobierno dista mucho en su estilo de trabajar de su antecesor Jorge “N”, quien por cierto sigue prófugo de la justicia por varios delitos que se le imputan, incluido el de tortura.

Algo que le anotan y que seguramente ha sido capitalizable para ella misma es que la primera fiscal en Veracruz no gusta de los “reflectores” y por el contrario, prefiere evitar las entrevistas mediáticas para no distraerse y darle toda su atención a la procuración de justicia, aunque así complique, sin querer, la función de su enlace de prensa que hace lo que puede.

El que Veracruz sea la entidad que más redujo la incidencia delictiva en los últimos meses, de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) de la Secretaría de Gobernación, como resultado de la coordinación en la entidad entre la Fiscalía General del Estado con las instituciones de seguridad estatales y federales, así como con los tres poderes, ha sido el tanque de oxígeno que sí se apresuró a destacar Hernández Giadáns, recientemente.

Pero por esa discreción y bajo perfil, es que llamó la atención que haya aparecido en el programa “A Ocho Columnas” de Radio Televisión de Veracruz, Ramsés Yunes Zorrilla, Mario Lozano Carbonell y Alejandra Mota apenas la semana pasada.

Y ahí la fiscal General del Estado destacó que desde su llegada a este organismo se ha fortalecido la autonomía de esa institución, sin contraponer una verdadera coordinación con todas las fuerzas armadas, con los poderes del estado: ejecutivo, legislativo y judicial.

“Eso ha ayudado y ha permeado en los resultados positivos para Veracruz”, dijo sobre el trabajo que se logra a través de las Mesas de Coordinación para la Construcción por la Paz, en donde ha tenido todo el respaldo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Y aunque por supuesto no faltaron los detractores a su trabajo, sobre todo aquellos que añoran al antecesor, pero este lunes la fiscal fue clara y directa en sus declaraciones, algo común en su persona.

La nota fue que a fin de coordinar esfuerzos con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, este lunes la fiscal general del Estado se reunió con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Se supo poco del tema  o temas durante el encuentro, pero trascendió que la funcionaria federal refrendó el respaldo del Gobierno de México a Veracruz en materia de búsqueda de personas desaparecidas y en la identificación humana.

Además, coincidieron en buscar alternativas para financiar proyectos orientados a construir La Paz  aunque solo se difundió una imagen que hace ver el nuevo rostro de la Fiscalía en Veracruz.

MUY EN CORTO

AMLO, A REVISAR LOS PUERTOS. Como se adelantó en este espacio, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que tiene especial interés en las condiciones y la vida de los puertos del país, y este lunes anunció incluso una gira por todas estas terminales.

Está claro que para el mandatario el tema de las aduanas y la corrupción a través de los accesos vía marítima de México son una prioridad.

No obstante, es como bien lo definió en alguna ocasión, el monstruo de las mil cabezas.

Y Veracruz es uno de ellos, donde existen muchos intereses y no precisamente de la delincuencia organizada, pues además que pudiera darse esa mafia, realmente el trasfondo es de los grandes magnates que han hecho de estos puntos su mina de oro con evasión fiscal, concesiones que les reportan ingresos millonarios y el contubernio con las autoridades para saquear mercancía, que con valor en millones de dólares es incautada y almacenada en los recintos marítimos.

La madeja es más que abultada y seguro que, aún con las buenas intenciones que mostró el tabasqueño durante sus expresiones en la conferencia mañanera de este lunes, no le bastaría el resto del sexenio para poner orden, eso sí, para sentar las bases es muy probable.

En tanto, se espera que en los próximos días esté en territorio veracruzano al igual que en una decena de terminales más de los litorales nacionales, donde incluso, ha adelantado ya hay cambios de las direcciones de esos puertos, que han pasado al control de personal de la Marina.

Por cierto que a Veracruz puerto sólo ha venido un par de ocasiones desde que asumió el poder, y los analistas y grillólogos se cuestionan si acaso es porque en el gobierno municipal se encuentra el hijo de quien lo ofendiera una y otra vez hasta el cansancio durante su campaña presidencial, el entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.


Más columnas

Enrique Haro Belchez

Alfonso Villalva

Pleased to meet you

Columna: Alfonso Villalva


Raúl López Gómez


PUBLICIDAD


PUBLICIDAD