El ciclo de Morena



La política es de acuerdos y de ciclos, así hay que verlo y entenderlo. Hoy le ha tocado a Morena estar en el mejor momento de la política nacional, gracias al esfuerzo y al trabajo de más de treinta años de lucha de Andrés Manuel López Obrador.


AMLO, siempre se ha caracterizado como una persona firme de sus principios y conocedor del sistema desde siempre se ha mantenido alejado de los vicios de la corrupción, la impunidad y los abusos de poder.


Ahora, como presidente pone el dedo en la llaga, y se ha entregado con esmero a una lucha frontal en contra de la corrupción, y para eso se están dando acciones sin precedente alguno.


Se espera el pronto retorno al país, procedente de España del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, quien pidió la extradición, y se vislumbra que será para destrabar vicios y efectos de la enorme corrupción en la paraestatal y sus nocivos efectos en la administración pública.


Lozoya, va a cantar en varios idiomas y seguramente hasta en latín, y por lo mismo ya hay hasta quienes andan en la cuerda floja que va a alcanzar por su dimensión a muchos de los que disfrutaron del pastel de siete pisos.


Ahora, viene el malestar de las náuseas a quienes se llenaron a manos llenas con los negocios sucios al amparo del poder y en esto alcanza hasta muchas empresas del sector privado, pero sobre todo de las trasnacionales expertas en el cohecho y el tráfico de influencias que en el mundo global se han enquistado en varios países, incluido México.


Los grupos políticos de todos los partidos andan con el Jesús en la boca porque la lucha en contra de la corrupción en tiempos de AMLO va en serio y se trata de recuperar mucho de lo robado, pero también a quitarle ese gusto de quienes metieron la mano al cajón y nunca pensaron en llegar a la cárcel, de lo que está llena de políticos de todos los niveles, Lozoya se suma al club y seguramente otros peces gordos se les unirán en una larga condena a la sombra.


En estos lares, palabras de aliento y de apoyo para que el secretario de gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, responda satisfactoriamente y rápido a los tratamientos para su pronta recuperación, luego de que se informó de que por el contagio de Covid-19 ha sido hospitalizado, que la salud vuelva a quien se ha esmerado en servir puntualmente a los veracruzanos.


En otro asunto, el famoso Javier Gerardo Barquín Alvarez, mejor conocido como el "Diablo Barquín", y muy respetado en la lucha social y política de muchos años en la zona conurbada, ahora asume una importante posición del Partido Podemos de Paco Garrido en Boca del Río.


El Diablo Barquín, fue nombrado delegado distrital en Boca del Río, y por lo mismo se habla de un buen comienzo en darle fuerza a un instituto político, que buscará independencia y libertad para nombrar a sus representantes y candidatos como un partido local de lucha y que tendrá su prueba de fuego en las elecciones intermedias en el 2021.


El famoso Javier Gerardo Barquín Alvarez, ya trae muchas horas de vuelo en la actividad política y se las sabe de todas, todas, por eso tendrá que comenzar a formar los cuadros que ayuden a Podemos a mantener su registro y garantizar el éxito en una lucha en donde la gente se convenza de sus objetivos, propósitos y programas que en la realidad sean serios.


En otro asunto, en el cumplimiento del deber y en su compromiso humanitario hipocrático, el famoso médico y maestro, Alejandro Tejeda, de la filosofía de los estoicos, este viernes cumplió un año más de vida y en su ejemplo de trabajo comprometido, fue muy felicitado a quien se destaca como un ser humano excepcional y de muchos años de gran trayectoria en el campo de la medicina como egresado de la Facultad de Medicina de la UV. Éxito al famoso galeno de la Mixtequilla.


Sensible fallecimiento del doctor Manuel Sánchez Zamudio (QEPD), distinguido egresado de la generación 1975-1979 de la Facultad de Medicina Miguel Alemán de la Universidad Veracruzana, sus compañeros, amigos y familiares. Así como la Asociación de Egresados de la Prepa A.C. lo participan.


Manolo Sánchez, fue un médico de mucho prestigio, luchador social incansable que supo y pudo sortear todos los obstáculos en la vida como un personaje como pocos que sabía lo que era cumplir en el servicio público.


Lamentablemente por el riesgo de su profesión lucho con mucha fortaleza para superar el contagio de la pandemia y entregó su alma al creador este viernes a las cinco de la mañana.

Descanse en paz y deja un gran legado entre sus compañeros y amigos el famoso "Oso" Sánchez, como cariñosamente le decían desde sus años de estudio en el IIV. Así las cosas.


Más columnas

Raúl López Gómez

El ciclo de Morena

Columna: Raúl López Gómez


Enrique Haro Belchez

Ciudadanía y economía circular

Columna: Enrique Haro Belchez



Descarga Versión Digital