Cobertura-Elecciones-2021

El agua, conflicto en Xalapa

Columna: Hora cero



Ha tenido que lidiar el alcalde Ricardo Ahued Bardahuil con el problema del agua en Xalapa. No es la primera vez que él trata este tema, dado que ya fue presidente municipal y conoce a la perfección los problemas de la capital.

Hoy, Ahued exige a los ciudadanos comunes y corrientes —no a los dueños de empresas distribuidoras de agua— que no se roben el vital líquido, porque detectaron residencias en donde han conectado hasta con "Bypass" y tuberías alternas para evadir el costo del vital líquido.

El edil reveló a reporteros que personal de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) hizo una revisión en la tubería que suministra el agua a residencias y a establecimientos con servicio de lavado de automóviles, y se percataron que habían colocado un "Bypass" que les permite robarse el líquido, sin que el medidor lo detecte. Nada nuevo bajo el sol.

Recordemos que cuando el ex alcalde Américo Zúñiga Martínez implementó el programa "Xalapa Mía", detectó un sinfín de tomas clandestinas en el centro histórico de familias pudientes que evadían así el cobro de este servicio tan esencial para nuestra ciudad.

Hoy, Ricardo Ahued indica que "hemos detectado residencias que se roban el agua, hemos detectado servicios de lavado que se roban el agua, y estamos cerrando la llave para tener ingresos y mantener primero la plantilla laboral que es costosísima, que es muy cara, y tener equipo con mucho esfuerzo".

Ojalá el munícipe mostrara la lista de los deudores y la relación de quienes se están robando el vital líquido, para ventanearlos ante la sociedad, una sociedad que exige transparencia y que no se cubra a nadie, sobre todo en este tema tan sensible.

Este miércoles, el edil capitalino dio un rozón a los promotores de una realidad rosa en la entidad y en todo el país, al señalar que en México se vive una situación inflacionaria que ocasionó el incremento en costos de servicios como el agua potable, el gas, la energía eléctrica, la televisión por cable, la telefonía celular y el internet, "sin embargo, pese a la elevación en estos productos la gente no reclama", destacó.

En cuatro años, señala, el agua aumentó 19 por ciento, pero el gas subió el 320 por ciento "¿cuánto subió la energía eléctrica? ¿Y el recibo del teléfono celular? ¿O las películas? Que pagan de 189 a 490", sentenció.

Además, hay otro tema que afecta severamente las finanzas del organismo operador del agua y tiene que ver con los aviadores que por años o quizá hasta décadas, han cobrado en la CMAS.

El propio alcalde Ricardo Ahued Bardahuil ha señalado, una y otra vez, en cada oportunidad que tiene, que había personas, se confía en que ya no haya, que llegaban hasta en camionetas de lujo.

Lo mismo estaban incrustadas en la nómina de la CMAS, amigas, parientes o compadres, situación que representaba un barril sin fondo y dejaba prácticamente en números rojos a la Comisión, pues ni para las herramientas básicas había, ya no se diga de unidades en buen estado para atender y dar los diferentes servicios que demanda la población.

El presidente municipal xalapeño también ha hecho mucho énfasis en que CMAS ya no será botín de nadie, pues todo mundo hacía negocios ahí, incluso, se detectó y despidió a una persona que modificaba los registros del consumo del agua, a cambio de una "mordida".

Es más, todavía en la actual administración detectaron a personal que hasta en la calle, con los recibos en mano, realizaba acuerdos irregulares.

Se trata, entonces, de un problema con diferentes aristas, pues desafortunadamente la corrupción permeó en toda la estructura del organismo, lo que dificulta resolver a fondo la crisis por la que atraviesa la Comisión. Es como aquel personaje mitológico, la Hidra de Lerna, un monstruo de mil cabezas, que al cortarle una, le aparecían dos. Lo mismo sucede ahí, se atiende un problema y surgen otros.

Pero bueno, el alcalde de la ciudad tiene ahí, muy cerca de su nómina, a un rey midas de CMAS, el ex regidor Silem García Peña, flamante asesor de su esposa, la señora Zabdy Asmaveth Quezada Valdez. Él sabe muy bien eso de que "lo del agua al agua" y bien podría asesorar al edil capitalino para resolver este asunto que podría convertirse en un verdadero problema y dolor de cabeza para Xalapa y sus autoridades.

@luisromero85


Más columnas