Diario del Istmo

Suscribete a nuestros boletines

Por Francisco J. Ávila Camberos
Columna:

Como quitarle un pelo a un gato

2020-05-23 | 08:52 a.m.
Diario del IstmoDiario del Istmo

A raíz de la propuesta hecha por el presidente de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, para que el Inegi investigue a los ciudadanos y determine en base a quién sabe qué parámetros el que es rico y el que es pobre, debo confesarles que desconozco si sea esto un simple distractor, para que nos olvidemos un poco de la epidemia, de la devaluación, de la caída del PIB y del enorme desempleo que nos agobia o por el contrario quienes proponen semejantes medidas están simplemente tanteando el panorama para medir la reacción de la opinión pública, y saber si siguen adelante con lo indicado en los protocolos del Foro de Sao Paulo, donde se establecen lineamientos y políticas públicas encaminadas a llevar a las naciones latinoamericanas al socialismo bolivariano.


Hay quienes también piensan que no es solo un distractor, sino una manera de "tentarle el agua a los tamales", porque se calcula que con la epidemia habrá 10 millones de personas más en pobreza extrema, crecerá el número de desempleados y el producto interno bruto caerá entre el 7% y el 10%, lo que le hará un enorme boquete a las finanzas públicas y por esa razón ciertos políticos buscan a toda costa cómo nivelarlas para mantener funcionando sus programas clientelares, ante el riesgo de que en el 2021 pierdan el control de la Cámara de Diputados.


El problema de México es que hay una política equivocada en esta administración. Para salir realmente del rezago no se requieren dádivas, sino que se necesita urgentemente inversión pública e inversión privada, tanto local como extranjera, para poder desarrollarnos y con eso generar empleos y crear riqueza que bien distribuida aliviará los males de muchas familias.


Lo empleos productivos son los únicos que sacan a las personas de la pobreza y de la conformidad clientelar.


Las dádivas generan solamente una dependencia insana. Las personas que las reciben dejan de esforzarse. ¿Para qué hacerlo?, si cada mes les llega un cheque a cambio de nada, excepto de su voto.


Cada vez que se anuncia una medida radical como la de los nuevos impuestos que pretenden cobrar arbitrariamente, salen del país cientos de millones de dólares para refugiarse en países que les garanticen seguridad.


Cada vez que se anuncia esto, difícilmente el capital extranjero decide arriesgarse a venir a México a invertir.


Además, son tantas las amenazas a quienes con base en su esfuerzo, ahorro y muchos años de trabajo, han logrado tener algún recurso y lo han invertido generando empleos, que acabarán por emigrar a donde puedan vivir en paz y la comunidad a donde vayan a residir reconozca su talento y premie su espíritu emprendedor.


En el caso de que los políticos que no producen nada y ahora pretenden gravar lo que ellos llaman riqueza, deberían recordar que lo que cualquier ciudadano ahorró trabajando honradamente, ya pagó en su momento los impuestos correspondientes, como para que ahora quieran volver a cobrárselos.


Antes de que lo despojen, buscarán la manera de irse del país o al menos de llevarse su dinero a otra parte, que correr el riesgo de seguir teniéndolo en México. Aclaro que habrá excepciones.


Hay quienes lograron fortunas inmensas robando el erario público. Pero tal parece que a ellos muy poco les interesan los nuevos impuestos. Sería como quitarle un pelo a un gato. Lo del agua al agua. Además, muchos de ellos ya tienen su dinero fuera del país, así que para ellos: ¿Cuál sufrir?.


Este tipo de políticas diseñadas desde atrás de un escritorio y sobre las rodillas, no le traerá ningún beneficio al país. Por el contrario, nos hará retroceder 40 o 50 años.


Ojalá y quienes temporalmente tienen el mando hagan a un lado las ocurrencias y recuerden que tanto Cuba como Venezuela fueron países riquísimos, y que, con el socialismo lo único que aumentaron fue su pobreza y perdieron su libertad.


Ojalá y entiendan también que la única manera de salir adelante es a través de la inversión, del trabajo y del ahorro, no de las promesas de los políticos buenos para la agitación y el enfrentamiento.


¿No les parece a Ustedes?


Muchas gracias y buen fin de semana.




  • Lo último
  • Lo más leído
Diario del Istmo

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2020

Diario del Istmo

Nosotros | Publicidad | Suscripciones | Contacto

 

 

Reservados todos los derechos 2020