Cobertura Qatar 2022

A los amigos justicia y gracia, a los enemigos la ley a secas



imagen-cuerpo

En el mundo convulso de la política en México, luego de los noventa años del PRI y sus aliados, con el histórico triunfo de AMLO por la presidencia del país, el 1 de julio de 2018, se dio inicio a una nueva era de la política en estos lares, que redunda cada día en la reflexión profunda de los millones de mexicanos, que disfruta del dejar hacer, dejar pasar.

(La frase «Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même» («Dejen hacer, dejen pasar, el mundo va solo») fue usada por primera vez por Vincent de Gournay, fisiócrata del XVIII, contra el intervencionismo del gobierno en la economía. Aquí se dice, de la fortaleza del liderazgo.

En primer lugar, la gente se pregunta, sobre el estar mejor, igual o peor que antes, y en ese sentido el presidente Andrés Manuel López Obrador, encontró un productivo nicho de oportunidades para atizar al pasado, y jugar cómodo en su cancha frente a los débiles opositores a su mandato, sin que aun puedan ver una luz al final del túnel.

El preciado discurso del político tabasqueño, es un molde de la natural esquizofrenia que da el poder en las conferencias de prensa “Mañaneras”, en la que lamentablemente llegó al Principio de Peter.

La arenga de que muera la corrupción y todo lo demás que improvisó AMLO, en el Grito de Independencia el pasado 15 de septiembre, quedó sólo para el anecdotario, pero nadie se sobresaltó a las expresiones que van en contra de la anhelada paz en México y en el mundo, que el presidente López obrador, dice pretender.

A pesar de todo y ya entrando al quinto año de su mandato, al estilo de la política a la mexicana, el presidente AMLO, comienza a entrar en la etapa de la natural debilidad del poder en donde se refugia en las fuerzas armadas, que en la historia nacional, nunca han sucumbido a la ambición del poder y por el contrario son el sano equilibrio de la democracia a pesar de que ahora, se les den todas las encomiendas insospechadas por seguridad nacional.

Con el clásico de no pasa nada, el país va en marcha y a pesar de todo de ese debate difícil y contrastante de “percepción o realidad”, la población va en marcha superando una pandemia nunca antes vivida, una guerra inesperada en Europa y la crisis de los radicalismos normales de no regresar al pasado y de ser posible borrarlo de las famosas malas prácticas ya conocidas y rememoradas todos los días por el mandatario nacional, un personaje hombre de pueblo, que va a buen paso, aunque el tiempo no perdona y pronto llegará el final de su mandato de la llamada Cuarta Transformación.

El cambio de paradigma político, no ha sido brusco, distante o sorprendente, porque los orígenes priistas están más vigentes que nunca, en un modelo que se criticó desde la oposición, pero que al final se emula por lo difícil de cambiar la partitura, dicho en la metáfora musical.

La cuerda da para dos sexenios más, siempre y cuando no le fallen las dimensiones de cálculo de la criticada militarización nacional, a la que se acude con firmeza por tratarse del último recursos, necesario e indispensable para mantener a la gobernabilidad, la economía en marcha y el efecto obligado de resistencia a la delincuencia y la criminalidad, que se dejó crecer desde hace más de treinta años, de aquella sumisión de los del poder con los del régimen del dominio de los caciques, que se extinguieron, pero que dejaron al país sobre un hormiguero.

Las criticas despiadadas mediáticas al presidente AMLO, son parte de una guerra política e ideológica, que se generó por el cierre de las llaves a los presupuestos a los “aliados” de los medios de comunicación de siempre, que fueron enviados a trabajar en el actual régimen, sin el apoyo aquel “de que no te pago para que me pegues”  de los años ochentas.

Las obras materiales de un aeropuerto, una refinería y un tren turístico, son parte de las acciones que quedarán para la historia de presente y futuro.

El fin de los fideicomisos y de las compras fraudulentas de medicamentos, también, junto a la eliminación del “huachicol”, dio origen a los otros modelos del estricto control presupuestal a nuevos negocios, y en igual forma con el clásico de la justicia juarista: “a los amigos, justicia y gracia; y a los enemigos, la ley a secas”. Ahí la llevan.

En otro tema, el alcalde de Boca del Río, Juan Manuel Unánue Abascal, Convocó a la población

Al pago del Impuesto Predial, con lo que se generan más obras y acciones en beneficio de las boqueñas y boqueños.

Para todos los habitantes del municipio, se ofrece el descuento del 100% en recargos para quienes adeuden el Predial de 2021 o años anteriores.

Con la aprobación del descuento en recargo, se apoya directamente a la economía de los ciudadanos.

El recurso que se obtiene, “es utilizado para cumplir con responsabilidades como es el caso de la seguridad pública, la prestación de servicios, alumbrado público, recolección de basura, agua potable y alcantarillado”. Así las cosas.

imagen-cuerpo


Más columnas

Ana Isabel Cruz Hernández

Eric el ‘Poncharelo' de Veracruz

Columna: A la One, Two, Three… Eric el ‘Poncharelo' de Veracruz


En Despierta Coatzacoalcos

Columna: Cumpleañeros de Coatzacoalcos del 22 al 28 de octubre


David Caba Vinagre

Kilómetro contra reloj Quinta parte

Columna: Vivencias de mi Puerto México


Luis Alberto Romero